Las épocas cambian y con ello el peligro de sufrir #Cáncer de piel a edades cada vez más tempranas, debido a que nuestra piel se ha vuelto más sensible.

La dermatóloga Martha Contreras Barrera afirma que la sobreexposición a los rayos solares hace que esta enfermedad aparezca, y han cambiado los baremos, lo que antes se veía común, que este tipo de cáncer apareciera en personas de 50 años, ahora aparezca en personas de 30 años o menos. 

Antiguamente esta enfermedad surgía cuando hombres y mujeres pasaban el medio siglo de vida. Años atrás la falta de conciencia en el cuidado de la piel y de su protección ha hecho que desde entonces nuestra piel se haya vuelto más sensible y es por eso que los síntomas del cáncer aparezca a edades cada vez más tempranas.

En los países donde la exposición de los rayos solares son tan atenuantes es casi obligatorio el cuidado de la piel echándose cremas protectoras del Sol, como por ejemplo, cuando estamos comprometidos a jornadas labores recibiendo plenamente esos dañinos rayos solares.

 Hace referencia a cifras nacionales, el cáncer de piel está en los primeros 5 puestos de cáncer general.

"Con el tiempo la piel se hace más sensible, el daño consiste en la desprogramación de las células de la piel, volviéndolas cancerígenas".

Recalcó que la aparición del cáncer y problemas en la piel está muy relacionado con la exposición de radiaciones ultravioleta y rayos solares.

Contreras Barrera explica que el porcentaje de personas que se aplican protector solar lo hacen una sola vez, cuando la recomendación dermatológica es de una aplicación cada 3 horas aproximadamente.

Vídeos destacados del día

Lo correcto sería comenzar a proteger la piel de los más pequeños, se aconseja que sea a partir de los 2 años de edad.

La campaña que promueve el cáncer de piel lanza el mensaje de "El cáncer de piel nace, crece, se reproduce y se previene", se destaca la palabra prevención en vez aludir al fallecimiento. Esta campaña tiene que ver con la protección de los niños para evitar exposiciones y quemaduras solares.

"Por eso hay que cuidar a los niños, no solo con protector solar, sino con ropa, sombreros y gorras". Añadió la doctora Barrera.