Es un hecho constatado científicamente que caminar unos 30 minutos al día aporta numerosos beneficios, y previene además muchas de las enfermedades que aquejan sobretodo a las sociedades occidentales.

Ser una persona sedentaria dobla las probabilidades de sufrir un infarto agudo de miocardio que las que no lo son. Ahora bien, no hay que sufrir en el gimnasio ni realizar esfuerzos que pueden ser totalmente contraproducentes. Dedicar media hora al día para caminar de forma moderada bastará para obtener una mejor salud.

Caminar previene enfermedades

Se fortalece el corazón que tiene más capacidad de bombear sangre y también se benefician los hipertensos, en los que se puede reducir los niveles de la presión arterial.

En los diabéticos se puede controlar mejor el nivel de glucosa en sangre al mejorar la respuesta a la insulina, se mejora la circulación, previene la osteoporosis y ayuda a tonificar piernas, glúteos y abdomen y aumenta los niveles de energía. Al caminar a la luz del día se aumentan los niveles de vitamina D al exponerse al sol, es una vitamina difícil de obtener de otra forma y es importante para la salud de los huesos y el sistema inmunitario.

La "marcha masai"

¿Cómo hay que caminar? ¿Hay una técnica? ¿Qué beneficios adicionales se obtienen? Los científicos también se han hecho estas preguntas y descubrieron, que en el este de  África los masai eran quienes habían perfeccionado la mejor técnica para caminar correctamente. La "marcha masai" que es como se denomina, previene dolores de espalda, caderas y rodillas a esta tribu.

Vídeos destacados del día

Caminar como lo hacen ellos permite trabajar músculos poco utilizados, mejora la postura, además se ponen en marcha los dorsales, los músculos posteriores de los muslos, los abdominales, glúteos, se refuerzan las articulaciones y ganan flexibilidad, además se estiran las pantorrillas al tiempo que se produce un masaje en la planta de los pies.

Se puede aprender en superficies blandas como la playa y hacerlo además descalzo, como lo hacen los masai, para aprender bien la técnica, y después utilizarlo en el día a día en todo tipo de superficies.

La técnica consiste en los siguientes puntos:

-Primero se apoya el talón en contacto con la tierra elevando los dedos.

-El siguiente movimiento requiere un balanceo para apoyar el lateral (derecho) del pie y después los dedos, manteniendo la postura erguida.

-Para acabar levantar suavemente el talón.

No cabe duda de que andar aporta muchos beneficios, si añadimos la "marcha masai" se pueden obtener beneficios adicionales para la salud que quizá merezcan la pena el esfuerzo de aprenderlo.