Los pensamientos podrían ser mortales. Así lo plantea una nueva investigación publicada esta semana en la revista Cell que investiga la relación entre la actividad cerebral y el crecimiento del tumor. Específicamente, los investigadores de Stanford encontraron que la actividad en la corteza cerebral promovió el crecimiento de gliomas de alto grado; representan cuatro de cada cinco tumores cerebrales malignos, y un comunicado de prensa de Stanford señala que las tasas de supervivencia para las personas con dicho cáncer apenas ha cambiado en las últimas tres décadas.

Para probar la sospechosa relación, los investigadores implantaron tumores de glioma humano en el cerebro de ratones de laboratorio y luego utilizaron luz para aumentar la actividad de las células cerebrales adyacentes a los tumores. Ese aumento hizo estimular el crecimiento tumoral, la relación de  comportamiento en la que la función primaria de un órgano alimenta al tumor es inusual. Como dice la autora principal Michelle Monje, "Nosotros no pensamos en que respirar promueve el crecimiento del cáncer de pulmón".

Monje ha pasado más de una década estudiando los gliomas "pontinos intrínsecos difusos", o DIPG, que cobran un peaje cruel: generalmente atacan a una edad de alrededor de los 6 años, y afectan a unos 200 niños estadounidenses cada año, de los que la mayoría mueren en nueve meses. (A principios de este mes, el New Jersey Record compartió la historia de una familia que donó el tumor de Lily LaRue Anderson de 6 años de edad al equipo de Monje, tras la muerte de la niña, su batalla contra DIPG duró 11 meses).

Un neurooncólogo no participante en el estudio dijo al medio de comunicación  NPR que las conclusiones de Monje tienen "implicaciones potenciales en toda la familia de los gliomas en el cerebro ... no sólo los tumores pediátricos" y podrían conducir a nuevos tratamientos. Monje comentó a NPR un posible tratamiento  que no es una opción: el uso de sedantes para reducir la actividad cerebral. "No queremos que las personas con tumores cerebrales dejen de pensar o aprender o estar activos".