El calor ya llega, el verano se siente en el ambiente.

Dentro de poco llegará el tiempo de ir a la piscina y a la playa. Todo el mundo empieza a inquietarse por hacer la tan desesperada dieta biquini una vez más. ¿Es esa realmente la solución? Pensémoslo bien. ¿Porqué deberíamos hacer durante 3 meses lo que no hacemos los otros 9 meses que hay en un año?

Es muy fácil decir que cuesta mucho porque no se tiene tiempo de ir al gimnasio, que comemos con las prisas para no llegar tarde al trabajo o a eventos sociales y que, por lo tanto, el fin justifica los medios. Pero yo he encontrado una solución que, si bien no es muy agradable (a menos que te guste el apio) es muy saludable y ayuda a perder esos kilitos que se tienen de más.

Voy a poner las cartas sobre la mesa y a desvelaros este misterio.

La mejor receta para no sobrepasarse con las calorías recomendadas en un día es:

- Beber mucha agua, como mínimo 1 litro (Sí, ya sé que lo sabéis, pero es muy importante).

- Hacer ejercicio

- Desayunar bien

- Cenar poco

- Más verde y menos rojo

- ¡No picar! (Sé que lo hacéis)

Y LO MÁS IMPORTANTE:

- Beber caldo (receta a continuación) 20 minutos antes de cenar.

Vayamos punto por punto. Lo del agua todo el mundo lo sabe. No voy a dar una clase de biología, si se tiene sed, se bebe, y si no, también. Hacer ejercicio. No digo que tengáis que ir cada día a entrenaros para una maratón, yo, por ejemplo, solo camino 20 minutos diarios: diez minutos de mi casa a la estación, y 10 más de la estación a mi casa.

Vídeos destacados del día

Aunque parezca una tontería, el hecho de caminar ayuda mucho.

Desayunar bien. Un café y un par de galletas está bien, pero teniendo en cuenta que es la primera comida después de toda una noche en ayunas, debería ser algo más intenso, algo con fibra, como los cereales. Cenar poco. Tened en cuenta que ya llega el final del día y que a malas os lo pasaréis durmiendo. No es plan de comer mucho por la noche cuando no se va a gastar toda esa energía consumida.

Más verde y menos rojo. La carne está muy bien, está deliciosa y todo lo que queráis, pero tiene muchas proteinas, se debe alternar con algo de frutas y verduras, si se puede ambas mejor.Prohibidísimo picar entre horas. Eso es lo peor que se le puede hacer al cuerpo. Justo cuando acaba de hacer una digestión le metemos más comida. Lo volveremos loco, pobre estómago. Claro, no pasa nada por un día o dos, pero todos los días...

El caldo. El magnífico caldo. Esta es la gran clave para deshacernos de la retención de líquido que se nos queda en las piernas y de la grasa de las mismas y, aunque en menor proporción, también de la barriga.

RECETA:

- 2 apios

- 1 cebolla

- sal y pimienta (al gusto)

Se hierve como si de una sopa se tratara durante una media hora (dependiendo de la cocina) y se toma, frío o caliente, 20 minutos antes de la cena ligera. Lo suyo sería no añadirle nada más: ni patata, ni carne... Claro que si soys de las personas a las que el apio no les gusta ni en pintura, mejor ponedle algo. También hay una alternativa que es substituir los apios por alcachofas, pero es menos efectiva.

Por la mañana tendréis muchas ganas de ir al lavabo, pero realmente lo que hace es deshacer lípidos y hacer que no haya tanta retención. Es el héroe de la película. Felíz verano a todo el mundo. 



#Obesidad #Medicina natural