La leche vegetal crece cada año en la cuota de mercado, atrás quedaron los tiempos en los que solo podía uno elegir entre leche entera, semientera o desnatada. Ahora puedes ir a cualquier gran superficie y en muchas medianas o pequeñas y tienes unos nuevos tipos de leche, soja, avena o arroz, son las principales competidoras contra la leche de toda la vida.

Parece que nos hemos habituado pronto, pero hasta hace escasos 5 años encontrar estos nuevos tipos que provienen de los frutos secos, vegetales o de los cereales. Los beneficios principalmente al principio, eran los vegetarianos, personas con intolerancia a la lactosa o de otros tipos.

Un tiempo después lo utilizaron personas en sus dietas de adelgazamiento. En la actualidad, cada vez más parece que empiezan a tener éxito comercial por sí mismas.

La leche de avena encabeza el ritmo de ventas de "leche alternativa", aunque quizás no debería llamarse leche al estar elaborada con agua, el caso es que tiene muchas cualidades para ir aumentando en su cuota de mercado, fácil digestión, contiene mucha fibra, la cual combate el colesterol y ayuda a que no aumenten los triglicéridos.

La industria láctea española y la europea todavía no han llegado a un punto como para preocuparse por esta escalada en el consumo de la leche "vegetal", pero el cambio de hábitos es apreciable y no tiene pinta de bajar en su ascenso. Un 25% descendió el consumo de leche animal de forma directa, la cual compensa este descenso con su consumo en muchos otros productos.

Vídeos destacados del día

No contentos con la gran variedad existente, otras variedades intentan abrirse paso y buscan a consumidores que apuesten por ellas como sustitutivas de las anteriormente expuestas: chufa, espelta, avellana, quinoa o kamut.

El cliente será el que decida cual de todas las citadas será la que en los próximos años compita por intentar arrebatar el trono a la leche animal, de esta lucha saldremos beneficiados los consumidores que tenemos más opciones que nunca para sustituir el producto lacteo clásico.