Justo antes de que salga a la calle la esperada Ley que revalorice la sanidad francesa, el diputado socialista Olivier Véran, médico neurólogo del hospital clínico de Grenoble ha presentado dos enmiendas clave a la ley que la ministra francesa Marisol Touraine, quiere aprobar con urgencia:

Una: perseguir a las agencias que patrocinen a modelos desnutridas. Éstas deberán presentar un certificado médico antes de ser contratadas por la agencia de maniquíes y otro certificado médico semanas después de estar trabajando, a modo de control. Si las agencias de modelos no respetan esta norma, serán responsables penalmente con sanciones de hasta 75.000 euros y penas de seis meses de cárcel.

Dos: crear una ley -a semejanza de la que condena la apología del terrorismo- que condene la apología de la anorexia.

Con ella se perseguirán en foros y webs personas y entidades que de una forma u otra apoyen o publiciten comportamientos alimenticios que ensalcen la anorexia o cualquier otro trastorno alimentario, como la bulimia nerviosa.

Es decir, se considerará delito la incitación a una delgadez excesiva. Este delito se castigará con 6.000 euros de multa y un año de prisión, según las declaraciones del diputado en el rotativo Libération.

Este segundo punto de la enmienda tiene que ver con el movimiento llamado "pro ana" que existe desde hace más de 10 años en la red, y que bajo la forma de diarios íntimos se promueve la inspiración hacia mujeres modelo famosas o personas extraordinariamente flacas que han perdido peso, y afectará sobretodo a los sitios, blogs y foros.

Es en esos foros proanorexia donde "las personas aquejadas de esa enfermedad intercambian consejos para seguir adelgazando, como ingerir bolas de algodón para reprimir el apetito", explica el diputado socialista, promotor de la enmienda. 

No a la eutanasia, sí al abandono médico

Hollande está a punto de cumplir, con esta Ley de Sanidad, una de sus promesas electorales que le catapultaron al Eliseo francés y que versan sobre el acercamiento del Estado francés a la eutanasia, acercamiento porque ella en sí misma se prohíbe, no como en otros estados europeos como Suiza, donde es legal.

Vídeos destacados del día

Pero se acepta que, en casos de extrema gravedad y en los que sea imposible el restablecimiento del enfermo, los médicos puedan dejar de nutrir/suministrar tratamientos paliativos a enfermos terminales hasta su defunción, cosa que ha provocado a su vez una intensa polémica porque se cree que esta inasistencia médica puede acrecentar el sufrimiento del enfermo. #Internet