Sin lugar a dudas el factor de la Moda puede provocar en los adolescentes síntomas de imitación y seguimiento a la imagen que algunas modelos ofrecen siguiendo las pautas de sus firmas. De hecho algunos jóvenes pueden creer correcto el seguir unas pautas que ellos ven en televisión o revistas como correctas.

Las grandes firmas de moda son culpables en muchas ocasiones de no ofrecer al consumidor variedad en las tallas de sus colecciones, y constantemente muestran a sus modelos peligrosamente delgadas a fin de mostrarnos una imagen ficticia de lo verdaderamente saludable. Esta misma industria de la moda debería ser consciente de que la verdadera mujer hermosa no es la escuálida modelo que sonríe a las cámaras y que después en la intimidad llora porque ese atractivo ficticio está repleto de soledad y autodestrucción.

Recientemente ha aparecido de nuevo en una revista danesa, Cover, un caso extremo de delgadez que ha indignado a gran parte de la opinión pública. Lo grave de la situación es que revistas como ésta pretenden ser un espejo para miles de jóvenes y el riesgo está en que muchos de ellos sigan los pasos de dicha modelo.

Ha tenido tal trascendencia que incluso el Ministro Fiscal de Dinamarca, Benny Englebrecht haya lamentado tal publicación, aludiendo que la anorexia es un problema muy serio en la sociedad actual. Incluso la misma fundadora de Cover ha emitido un comunicado lamentándose de la decisión de publicar dicha fotografía.

La modelo se llama Lululeika Van Riep, de 16 años pero que ya desfiló en su momento con firmas como la de Louis Vuitton. La agencia de modelos a la que pertenece ha salido al paso de tal revuelo y ha manifestado que su representada no está enferma y que su extremo estado de delgadez es debido a que hace muy poco fallecieron dos familiares.

Vídeos destacados del día

Sin duda alguna estas declaraciones carecen de sentido pues viendo las imágenes podemos observar el lamentable estado de la chica en cuestión.

Seamos consecuentes pues, tanto la anorexia o la bulimia pueden desembocar incluso en la muerte, siendo frecuentes casos de Depresión, intentos de suicidio y falta de comunicación. Es por ello que no está de más que estas firmas de moda que mueven tantos millones de dólares cuiden bien de no guiar a nuestros hijos por pasos equivocados que dañan tanto a las familias.