La autoestima es uno de los pilares fundamentales del bienestar personal ya que el amor propio eleva el ánimo y refuerza la resiliencia ante las dificultades en el ámbito personal y laboral. ¿Qué hacer para elevar la autoestima?

1. En primer lugar, es muy importante puntualizar que el cuidado de dicha autoestima depende especialmente de uno mismo. Es positivo no delegar la búsqueda de la felicidad personal en manos de terceras personas sino reforzar la motivación intrínseca elevando las expectativas sobre uno mismo.

2. Reforzar el ejercicio físico y poner freno al sedentarismo es un ingrediente necesario en la receta de una autoestima alta. Conviene evitar excusas del tipo "no tengo tiempo" ya que cuando una persona realmente quiere integrar el ejercicio físico en su vida lo logra buscando los medios para alcanzar el fin.

3. Realizar una correcta gestión del tiempo contando con el recurso de una agenda personal también ayuda a mejorar la autoestima al sentir que eres dueño de tu tiempo. El estrés que surge de estar desbordado por los compromisos y obligaciones puede herir la autoestima personal.

4. Todo ser humano enfrenta dificultades en su vida personal y laboral. Ante dichas dificultades, conviene poner en práctica la valentía de intentar vencer ese límite en lugar de evitarlo como consecuencia del miedo. El éxito no siempre implica alcanzar un objetivo. Un éxito personal, más allá de cuál sea el resultado, es dar el primer paso por la lucha de una meta.

5. El estilo de vida actual marcado por la prisa puede alterar el bienestar interno ya que cada persona tiene su propio ritmo. Por tanto, busca espacios de calma y de tranquilidad en la rutina cotidiana para recargar las pilas.

6. Puedes elaborar una lista de veinte frases de autoestima que sean un antídoto para enviarte energía positiva a ti mismo. Frases personales que puedas utilizar con frecuencia en tu diálogo interior.

7. La autoestima no es un bien innato sino que se puede elevar una baja autoestima a través de hábitos positivos. Del mismo modo, es necesario entrenar estos hábitos de bienestar para mantener una autoestima alta, ¡cuida de ti mismo!

8. Identifica cuáles son los momentos de máximo bienestar en tu día a día. Tomar conciencia de esos instantes te ayudará a disfrutarlos más todavía.

9. Cultiva tu mente con el placer de la lectura, escucha música con más frecuencia, limita el tiempo que pasas frente a la televisión, practica tus aficiones, charla con tus amigos sobre aquellos temas que te interesan, consulta tus blogs preferidos...

10. Pon en práctica el sentido del humor para relativizar las dificultades del día a día. Una sonrisa es un antídoto de autoestima no solo para aquel que la ofrece sino también, para quien la recibe.