El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad realiza dos encuestas periódicas para determinar el consumo y la percepción de las #Drogas entre los jóvenes españoles de entre 14-18 años con la Encuesta Estatal sobre el Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias, y otra encuesta a residentes en hogares familiares de entre 15-64 años llamada Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y Drogas en España.

Esta última ha sido publicada recientemente sobre la situación del 2013-2014 después de entrevistar a 23.136 españoles. El dato más alarmante destacado por el Ministerio de Sanidad es que el 36% de los nuevos consumidores de cannabis eran menores de edad.

Esto reportado a cifras concretas significa que de 168.677 nuevos consumidores , 61.085 son jóvenes de entre 15 y 17 años.

El Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, señala que esto se ha debido probablemente a la baja percepción de riesgo que los españoles tenemos respecto a esta sustancia en comparación con otras, y añade que pese a los hipotéticos beneficios del cannabis, éste produce déficit de concentración y de resolución de tareas.

Algunas de las cifras que ofrece la encuesta es la crecida del porcentaje de españoles que está a favor de la legalización del cannabis (33,1% en 2013 frente al 32,75% en el 2011), o el descenso generalizado del consumo de porros (el 9,2 de las personas encuestadas había consumido cannabis en los últimos 30 días, frente al 9,6 de 2011).

Vídeos destacados del día

El cannabis se convierte en la sustancia ilegal que más consumen los españoles. Le sigue la cocaína en todas sus formas, y aunque su consumo sigue descendiendo desde 2007, se ha triplicado el porcentaje de aquellos que la han probado al menos una vez en la vida. Por debajo en cuanto a consumo se encuentran sustancias como el éxtasis (1,2% en 2008 frente al 0,7 en 2014), las anfetaminas (del 0,9 al 0,6), y los alucinógenos.

En cuanto al consumo de drogas legales, el alcohol y el tabaco siguen siendo las más consumidas. El 78,3% reconoce haber bebido alcohol en los últimos 12 meses (dato que en el 2011 se situaba en torno al 76,6%). Otros datos confirman que dos de cada diez personas se han emborrachado en el último año, y que 1.600.000 españoles tienen un consumo de riesgo, siendo 120.000 dependientes de éste.

Entre los fumadores se da una mínima subida, del 40,2% en 2011 al 40,7 actual, seguramente por la entrada en vigor de la Ley Antitabaco. Además la edad media de inicio se ha elevado hasta situarse en torno a los 16 años. Por su parte, del consumo de hipnosedantes, tercera droga legal más consumida (11,4%), destaca el hecho de que el 11% sea con receta, y por lo tanto una práctica relacionada con la salud.