El dolor de cabeza, también conocido como migraña, jaqueca o cefalea, es, sin duda, una de las dolencias más recurrente en las relaciones de pareja. Pero, si realmente no se trata de una excusa y las jaquecas son frecuentes, quizás debería empezar a vigilar la salud de su intestino. Durante muchos años, los doctores han buscado el origen neurológico de este trastorno pero, al parecer, estaban explorando en un sitio equivocado. Por extraño que parezca, por su lejanía, el origen de los dolores de cabeza estaría en el sistema digestivo y cada vez existen más evidencias científicas de que este síndrome está relacionado con la alimentación.

En concreto, el dolor de cabeza frecuente y continuo sería una forma de alergia y no estaría producido por problemas neurológicos.

El causante final de las migrañas sería la producción de histamina, una amina idazólica producida por nuestro organismo ante reacciones alérgicas. Pero, además, la histamina también puede ser incorporada a nuestro organismo a través de los alimentos, existiendo alimentos más ricos que otros en esta molécula. Todo estos estudios han hecho que los neurólogos hayan cambiado la aproximación clínica contra las migrañas; si bien, antes se aconsejaban anti-inflamatorios, ahora se medican anti-histamínicos y se prescriben dietas que incluyen alimentos bajos en histamina.

Por lo tanto, si usted sufre de dolor de cabeza crónico trate de evitar o reducir la ingesta de los siguientes alimentos por su alto contenido en histamina o por su posibilidad de generarla en nuestro organismo: algunos pescados frescos como caballa, atún, anchoas y en conservas; frutas como naranjas, fresas, kiwi, mandarinas o cerezas; quesos (sobre todo los curados), embutidos tipo salchichón y salami; verduras, sobre todo espinacas y tomates y, también, las bebidas alcohólicas como la cerveza o el vino.

Vídeos destacados del día

¿Cuál es el fundamento científico por el que la histamina produce dolor de cabeza?

En condiciones normales, nuestro intestino delgado posee una enzima o proteína, la diamino oxidasa (DAO), capaz de eliminar el exceso de histamina procedente de los alimentos. Sin embargo, existen personas que carecen de la DAO o que presentan variantes de la DAO con poca actividad catalítica. En estos casos, se produce un aumento de histamina en sangre, que al llegar el cerebro produce una dilatación arterial y, por lo tanto, provoca el dolor de cabeza. Ahora, en enero de 2015, un grupo de científicos españoles, de la Universidad de Extremadura, acaban de publicar en la revista Headache que los genotipos DAO y dos de sus variantes alélicas están asociados con el riesgo de padecer migraña en personas caucásicas españolas y especialmente en las mujeres. Estas dos variantes alélicas generarían mutaciones en la DAO asociadas a una disminución de su actividad en el organismo. Este descubrimiento podría ser de gran interés pues se podría disponer de un método de diagnóstico rápido y eficaz para conocer el origen de la migraña en los pacientes y poder tratar específicamente esta patología.