¿El chocolate es bueno para el corazón? Este manjar que hoy presenta tantas variedades (que van mucho más allá que desde el clásico trío blanco, negro y con leche), ha demostrado ser capaz de aportar numerosos beneficios para la salud de este órgano.

Una cantidad moderada de cacao es perfecta para mejorar nuestra salud cardiovascular, manteniendo el colesterol a raya y dilatando los vasos sanguíneos para una favorecer una buena presión arterial, según datos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La doctora Martín Arribas informó:

"El cacao posee un gran número de componentes que son beneficiosos para nuestra salud, por ejemplo, metilxantinas, como la teobromina, y abundantes minerales como el magnesio el fósforo o el calcio".

También posee numerosos beneficios antioxidantes especialmente en su variedad más pura (el llamado chocolate negro, cuya pureza supera el 70% de la concentración de cacao).

Este es el más recomendado por contener más cacao y menos azúcar.

El chocolate blanco tan solo es manteca de cacao, es decir grasa y por lo general tiene demasiada azúcar. De hecho, muchos cuestionan la denminación de este último como 'chocolate' en el más estricto sentido de la palabra.

Se recomienda ingerir solo este tipo de variedades cuando busquemos estos beneficios. El cacao en polvo no suele superar el 50% de esta concentración, aportando cantidades inferiores de fósforo, hierro y otros componentes beneficiosos y recomendables. Sus flavanoles también funcionan como antiinflamatorios y antivirales, siendo perfectos para prevenir infecciones y enfermedades, especialmente durante el invierno.

Este sofisticado alimento es recomendado no solo por nutricionistas y médicos, sino también por dentistas, pues esta delicia es muy beneficiosa para nuestro esmalte, a diferencia de muchos dulces y en contra de lo que se suele pensar, ya que contiene una sustancia llamada teobromina, que lo fortalece.

Vídeos destacados del día