En un estudio con ratones, investigadores de Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health (EE.UU.) han encontrado que los e-cigarrillos son dañinos para el sistema inmunológico de los pulmones y generan algunos de los mismos productos químicos peligrosos que se encuentran en los cigarrillos de nicotina tradicionales.

Los cigarrillos electrónicos son un problema emergente de salud pública, ya que ganan popularidad entre los fumadores, así como aquellos que nunca han fumado. La percepción de que los cigarrillos electrónicos no suponen riesgo para la salud está tan arraigada que algunos fumadores, incluyendo aquellos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), están cambiando a los e-cigarrillos.

Ambos cigarrillos son fuentes de nicotina. Aunque los e-cigarrillos contienen menos nicotina que los cigarrillos, el consumo real de nicotina por los usuarios de e-cigarrillos se puede aproximar al de los fumadores.

Los resultados han sido publicados en la revista PLOS ONE. Según el profesor PhD Shyam Biswal, "Nuestros hallazgos sugieren que los cigarrillos electrónicos no son neutrales en términos de los efectos sobre los pulmones. Hemos observado que aumentan la susceptibilidad a las infecciones respiratorias en modelos de ratones. Esto merece un estudio en individuos susceptibles, como los pacientes con EPOC o para los nuevos usuarios".

Para su estudio, los investigadores dividieron a los ratones en dos grupos: uno fue expuesto al vapor de e-cigarrillos en una cámara de inhalación en cantidades que se aproximaban a la inhalación e-cigarrillo humano real por dos semanas, mientras que el otro grupo sólo estaba expuesto al aire.

Vídeos destacados del día

Luego, los investigadores dividieron a cada grupo en tres subgrupos. Uno recibió gotas nasales con Streptococcus pneumoniae, bacteria responsable de la neumonía y sinusitis, en los humanos. El segundo recibió virus de la Gripe A, y el tercero no recibió nada. Los ratones expuestos al vapor de e-cigarrillo fueron significativamente más propensos a desarrollar respuestas inmunes comprometidos tanto frente al virus y las bacterias, que en algunos casos mataron a los ratones.

El vapor produce efectos leves en los pulmones, incluyendo inflamación y daño a las proteínas, sin embargo, cuando esta exposición fue seguida por una infección bacteriana o viral, los efectos nocivos de la exposición al e-cigarrillo se hicieron aún más pronunciados. La exposición al e-cigarrillo inhibió la capacidad de los ratones para eliminar las bacterias de los pulmones, y la infección viral condujo a una mayor pérdida de peso y muerte, que es indicativo de una respuesta inmune deteriorada.

Análisis anteriores de vapor de e-cigarrillos han identificado sustancias químicas que podrían ser tóxicas o cancerígenas, incluyendo partículas de formaldehído y compuestos orgánicos volátiles, pero a niveles más bajos que el humo del cigarrillo.

Los investigadores también determinaron que el vapor de e-cigarrillo contiene "radicales libres", que se encuentran en el humo del cigarrillo y la contaminación del aire. Los radicales libres pueden dañar el ADN u otras moléculas dentro de las células, lo que resulta en la muerte celular. El humo del cigarrillo contiene 1014 radicales libres por bocanada. Aunque el vapor de e-cigarrillo contiene muchos menos radicales libres que el humo del cigarrillo - uno por ciento como mucho - su presencia en los cigarrillos electrónicos aún sugiere riesgos potenciales para la salud que merecen mayor estudio.