Disminuir las enfermedades y las lesiones causadas por las tareas laborales son el motivo por el que comenzó el proyecto. Para comprobar que su personal ha asistido a su entrenamiento, lo único que la empresa solicita son las listas de asistencia de los gimnasios locales –Podría disminuir el sueldo en caso de no asistir al entrenamiento– comentó el jefe de recursos humanos de la empresa.

La empresa sueca, encargada de dar servicio de agua, ha puesto en marcha esta política desde el 2007. El programa de entrenamiento obligatorio consiste en ejercitarse durante una hora, dos veces por semana, además, el personal tiene la libertad de elegir hacerlo durante el horario laboral o en su tiempo libre, de ser así, hay un pago por el tiempo extra invertido.

Era de esperar que, al principio, el programa recibiera críticas pues los empleados se oponían al hecho de mantener su sueldo a cambio del ejercicio diario.

Las cosas han cambiado, –ahora la mayoría de los empleados está de acuerdo con este sistema de entrenamiento, aunque todavía existe una pequeña parte del personal que se resiste– cuenta uno de los empleados.

Siempre habrá personas que se nieguen a entrenar pero ya es parte de nuestra política laboral, por ese motivo se controla la asistencia a los gimnasios además de hacerlo un servicio gratuito. A muchos les agradó la idea de entrenar dentro del horario laboral, mientras que a otros les incomodó el cambio; incluso, habían algunos trabajadores que iban al gimnasio para sentarse con los brazos cruzados hasta que pasara el tiempo.

La razón por la que se inició con este programa en la empresa fue porque algunos empleados tuvieron lesiones físicas, especialmente los que hacían las labores más pesadas como el personal a cargo del camión de la basura o el personal que monta las tuberías.

En caso de que el empleado decida no ir a entrenar, recibirá charlas para motivarlo a hacerlo, y si aun así no muestra algún interés, la empresa puede descartar un posible aumento de sueldo por ser el entrenamiento considerado como una tarea laboral.

La empresa toma en cuenta el hecho de que muchos de sus colaboradores no están acostumbrados a hacer ejercicio, sin embargo, hacen lo posible para asegurarse de que su personal esté sano, no sólo por ahora sino hasta el día de su jubilación.  #Obesidad