A menudo nos recomiendan no pasar demasiadas horas frente a las pantallas, hace unos años se referían al televisor, hoy, con el ordenador a la orden del día como elemento indispensable de trabajo para muchos y de estudio para otros, le quita el puesto, además del afloramiento de los Videojuegos para PC. De hecho, los daños que pueden llegar a causarnos se agravan en tanto que nos situamos a menos de un metro del mismo, cosa que no ocurre cuando vemos la televisión.

Muchos empleados tanto de PYMES como de grandes empresas dedicadas a campos como las finanzas o el periodismo, donde hoy los ordenadores representan los elementos fundamentales de la toda oficina, así como profesionales de los videojuegos, utilizan ahora gafas especiales que los protegen de las peligrosas lesiones oculares a las que se atienen.

Hoy nos ocupa la notoria relación entre el insomnio (que llega a transformarse en crónico) y el uso abusivo de estos terminales. Del último estudio realizado en Noruega, se ha detectado que aquellos jóvenes que pasan más de cuatro horas frente una pantalla muestran más dificultades a la hora de conciliar el sueño.

El riesgo es creciente cuando los terminales son utilizados antes de dormir, llegando a rebajarse hasta casi la mitad la calidad de sueño. Es decir, si un adolescente (el estudio ha sido realizado a diez millares de jóvenes de edades comprendidas entre los 16 y 19 años) se divierte con su videojuego favorito o pasa un buen rato en las redes sociales desde las diez hasta las once de la noche, hora a la que se acuesta, y suena su despertador a las siete de la mañana, únicamente habrá descansado desde las dos de la madrugada.

Vídeos destacados del día

Se cree que las pantallas pueden estimular el sistema nervioso y su luz alterar el biorritmo, lo que tiene efectos negativos sobre el sueño. Los expertos recomiendan aprovisionarse de un teclado y ratón que nos permitan guardar una distancia prudencial de la pantalla (aún utilizando ordenadores portátiles) y evitar su uso después de la cena.