Parece ser que le frío no está dispuesto a dejarnos todavía y aunque los días ya son más largos aún se nota la falta de luz, por eso somos más propensos a contraer gripes y resfriados, pues aunque nuestro cuerpo cuenta con un sistema de defensas que nos protege en la interacción con los microorganismos no es infalible. Las barreras a franquear por los microorganismos son las mucosas de la vías respiratorias y del aparato digestivo y nuestra piel.

Lo ideal para mantener el equilibrio es un estilo de vida sano, que incluya una dieta equilibrada, la realización de algún tipo de ejercicio al menos tres días por semana y un buen descanso, dormir las horas necesarias para que nuestro organismo se recupere.

Pero también podemos aprovecharnos de los beneficios de unos complementos que se lo ponen más fácil a nuestro cuerpo como son: #Gripe #Medicina natural

  1. La Vitamina C: es un poderoso antioxidante con un papel muy destacado en la respuesta inmunitaria, aumenta la concentración de las células "asesinas" del organismo y activa la producción de interferón, proteína que se utiliza para neutralizar virus. También protege de los radicales libres liberados mientras se combate la infección. Hay mamíferos que la crean a partir de la glucosa, pero no es nuestro caso que tenemos que ingerirla con la dieta.
  2. Echinacea: conocida desde antiguo, la raíz de esta planta aumenta la producción de leucocitos pero también ejerce un efecto bactericida, fungicida y antivírico, aunque su efecto es a largo plazo.
  3. Zinc: ayuda al sistema inmunitario aumentando la producción de linfocitos. Es un aliado en las infecciones respiratorias.
  4. Acidos grasos esenciales: los ácidos grasos Omega-3 tienen un efecto preventivo en problemas cardiovasculares, pero también en la falta de concentración y ánimo. La ingesta de Omega-6 y Omega-3 ha de estar equilibrada.
  5. Selenio: tiene propiedades antioxidantes, aumenta la producción de glóbulos blancos y frena la reproducción de algunos virus.
  6. Ginseng: fortalece el sistema inmunitario y previene las infecciones respiratorias.
  7. Propoleo: fabricado por las abejas para defensa de la colmena contiene resinas, bálsamos, aceites esenciales, vitaminas, aminoácidos...es desinfectante, analgésico, antiinflamatorio y revitalizante.
  8. Aceite de hígado de bacalao: a pesar de su mal sabor ha sido "redescubierto" al poder tomarlo en cápsulas, reduce el colesterol y aumenta las defensas ya que es rico en vitaminas A y D.