Mientras muchas empresas modernas buscan trabajadores con aptitudes poco convencionales, otras recurren al conocido “apretoncito de tuerca” y no dudan en exigir a sus empleados más horas de las pactadas. Muchos pensaréis que algo así es una bendición del cielo en estos momentos, pero eso dependerá, pues si trabajamos mucho nos exponemos a problemas que pueden ser graves. En este artículo veremos la evidencia existente sobre uno de ellos: el alcoholismo.

Y es que una jornada laboral superior a 48 horas semanales (límite máximo establecido por las directrices de la Unión Europea) aumentaría el riesgo de sufrir alcoholismo.

Así lo asegura un estudio publicado en la British Medical Journal (BMJ) y elaborado por el equipo de Marianna Virtanen (experta en Salud Ocupacional y Psicología Organizacional).

Para llegar a estas conclusiones se realizó un metaanálisis que contaba con más de 400.000 participantes. Un metaanálisis, para aquellos que no conozcan el término, consiste en una especie de "estudio de estudios" donde se realiza una valoración estadística de trabajos científicos que tratan un mismo tema. Entre sus ventajas vale la pena destacar que las conclusiones tienen mayor relevancia que si se extraen de una única investigación (cuentan con muchos participantes).

Se realizó la revisión en 3 etapas diferentes. En la primera el equipo analizó 61 estudios transversales (aquellos que toman datos en un único momento temporal), representando en total a 333.693 sujetos de 14 países distintos.

Vídeos destacados del día

Los datos en este caso apuntan a que el riesgo de tener esta adicción es un 11% mayor si se trabaja más de 48 horas a la semana. El segundo meta-análisis se centró en 20 estudios prospectivos (aquellos en los que se realiza un seguimiento del sujeto a lo largo del tiempo), representando a 100.602 sujetos de 9 países. Pues los resultados de esta revisión arrojaron un riesgo similar, afirmando que los que trabajan en jornadas superiores a la citada tienen un 12% más de probabilidades de contraer la adicción. Un tercer metaanálisis, también de estudios prospectivos, indicó que el riesgo era de entre el 12% y el 13%.

Con los datos de esta nueva revisión podemos afirmar que una jornada laboral excesivamente larga aumenta el riesgo de padecer alcoholismo alrededor de un 12% respecto a aquellos que tienen la jornada dentro de los límites estándar. Si tenemos en cuenta las consecuencias que una adicción como esta tiene para los individuos y las sociedades, y valoramos el resto de evidencias negativas sobre trabajar en exceso, no nos costará concluir que se debería considerar lo que se está haciendo en el ámbito laboral.

#Trabajo