En la apertura de una reunión de emergencia para tratar sobre la reestructuración de la lucha contra la enfermedad producida por el virus del ébola, la directora de la OMS, Margaret Chan, indicó que a pesar de una ruptura en la evolución de la epidemia, no había "lugar para la satisfacción", subrayando que el avance contra la enfermedad se podría perder en poco tiempo. Ha hecho un llamamiento para lograr una mayor movilización de la organización. 

"África occidental se enfrenta a su primera experiencia con el virus ... El mundo, incluyendo la OMS, ha sido demasiado lento para ver lo que estaba sucediendo delante de nosotros", dijo a los delegados reunidos para la tercera reunión de emergencia de la historia de la OMS.

Añadiendo, "La tragedia del ébola ha enseñado al mundo, incluida la OMS, cómo evitar este tipo de eventos en el futuro, el mundo impredecible de los microbios siempre reserva algunas sorpresas".

Desde el inicio de la epidemia en diciembre de 2013, cerca de 9000 personas han muerto por el virus, casi en su totalidad en tres países africanos: Guinea, Liberia y Sierra Leona. Estas cifras indican que se ha ralentizado el progreso del virus y se ha evitado lo peor. Aunque podrían reaparecer nuevos casos a partir de abandonos de muertos en vez de enterrarlos, funerales o una fuerte resistencia de la comunidad. Todavía se dan estas situaciones de alto riesgo.

Respuestas estratégicas, fuertes y rápidas

La prioridad de la OMS en el año 2015 será ayudar a los países a reducir la tasa de ébola a cero y en el futuro las respuestas deberían ser estratégicas, fuertes y rápidas. La epidemia ha puesto de manifiesto la debilidad de las labores institucionales globales con respecto a la identificación y rápida neutralización de las amenazas para la salud. Sin embargo han habido contribuciones internacionales que han proporcionado financiación, experiencia e infraestructura de salud en los países más afectados, entre ellos Gran Bretaña, China, Francia, Estados Unidos, la Unión Africana y la CEDEAO (Comunidad Económica de los Estados de África Occidental). 

El funcionamiento de la OMS fue criticado por muchos de los delegados asistentes, como Tom Frieden, director del Centro Americano para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) quien ha lamentado que con demasiada frecuencia la política prevalece sobre el trabajo técnico de la OMS.

Vídeos destacados del día