Desde hace unos años, la moda de ir a gimnasios se ha disparado dentro de España. Las personas que no se sienten bien con su cuerpo después de Navidad o cuándo empieza la temida Operación Bikini, necesitan alguien que pueda ayudarles a tener un cuerpo 10 en poco tiempo.

La publicidad de los gimnasios ha utilizado esa necesidad para atraer a la gente, el mensaje que te venden es que la mejor forma de adelgazar es visitar el gimnasio a diario. Aún así, es necesario desmentir esa premisa que esta tan instaurada en la mente de los consumidores de gimnasio.

En un artículo de la Universidad de Misouri, escrito por Stephen D Ball y Anne Bolhofner, se hace un estudio comparativo entre dos grupos de mujeres sedentarias con sobrepeso, y se demuestra como "la gran mayoría de personas que asisten al gimnasio para perder peso no lo consiguen". Y eso, ¿a que es debido?

  1. El estilo de gimnasio que se propone es el de levantar pesas, es decir, llevar a cabo ejercicios isotónicos que no precisan un esfuerzo aeróbico significante.
  2. La masa muscular pesa mas que la grasa, por tanto, el aumento de masa muscular viene acompañado de un augmento del peso corporal.
  3. Si no se realiza ejercicio aeróbico, la grasa no disminuye, pero si aumenta la masa muscular, por lo que el resultado es que el musculo empuja la grasa hacia fuera, provocando que la gente presente una imagen más voluminosa que la que tenían antes de empezar el proceso

Etonces, ¿cuál puede ser la solución? En primer lugar deberemos analizar qué comemos y qué tipo de ejercicio podemos hacer. En este artículo nos vamos a centrar en el tipo de ejercicio a realizar.

En primer lugar, las pesas no son un enemigo, pero debemos saber usarlas. El gimnasio está ideado como un complemento para los deportistas, y cada uno de los ejercicios sigue un objetivo específico. Para bajar peso, la mejor forma de usar las pesas es con poco peso, y con un alto número de repeticiones, dado que no interesa ganar potencia muscular sino perder grasa, que se usa sólo en ejercicios aeróbicos.

En segundo lugar, el gimnasio puede resultar muy aburrido, y las repeticiones no exigen al practicante realizar unos movimientos variados, sino que siempre es lo mismo. Así que ¿como mejorar nuestra motivación? Ir a correr, salir a caminar 20 minutos al dia, nadar, ir en bici, etc. son ejercicios que nos van a permitir utilizar el sistema aeróbico en el cuál se quema la grasa corporal, y se presenta una mejor imagen, un mejor peso, y, también, un aumento significativo de la salud.