Prevenir el Cáncer el posible en la mayoría de los casos. Así lo revelan los últimos estudios médicos relacionados con la prevención de esta enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo. Según la Sociedad Española de Oncología (SEOM), dos de cada tres cánceres se podrían evitar llevando una vida sana y tomando una serie de precauciones que a continuación pasamos a detallar.

No fumar: El tabaco es, nada menos, que el culpable de la aparición de entorno al 30% de los carcinomas. Educar a las nuevas generaciones para que no empiecen con este mal hábito o dejar de fumar en el caso de los fumadores se antoja como un factor clave para evitar la aparición de muchos cánceres.

Comer bien: Tener una dieta sana es también un factor decisivo para evitar carcinomas como los de colon, recto, mama, próstata o matriz. El sobrepeso es, según los oncólogos, un factor de riesgo terrible para la aparición de esta enfermedad.

Protegerse del sol: Mucha gente no se lo toma lo en serio que debería. La exposición directa a la radiación solar está detrás de un aumento terrible en la aparición del melanoma maligno en todo el mundo, siendo este uno de los que más ha crecido en los últimos años. Imprescindible protegerse de la luz del sol y hacer uso de cremas protectoras en lugares con una gran exposición solar.

Sexo seguro: Cánceres como el Virus del Papiloma Humano (VPH), cuello uterino, cavidad oral u amígdala están íntimamente relacionado con las prácticas sexuales de riesgo.

Vídeos destacados del día

Ojo con los trabajos de riesgo: La exposición a altos porcentajes de toxicidad tiene una relación directa con la aparición de distintos carcinomas. En este sentido, aquellas personas con empleos en los que la exposición a estas sustancias es inevitable, minimizar la exposición a través de la protección reglamentada es clave.

Cuidado con el Alcohol: La aparición de tumores en las mamas o en el hígado están estrechamente vinculados con la ingesta de alcohol de manera habitual. Si esta se mezcla con el tabaco, el cóctel multiplica el riesgo de aparición del cáncer.

Predisposición genética: Los antecedentes familiares son la causa de entre un 5% y un 10% de los tumores. Es imprescindible que aquellos con algún caso en su familia se hagan los chequeos oportunos y reciben los pertinentes consejos genéticos.