Las mujeres que tienen altos niveles de sustancias químicas de las contenidas en plásticos, cosméticos y productos de belleza, comienzan su menopausia de dos a cuatro años antes que aquellas con niveles más bajos de estos productos, según un estudio estadounidense publicado el 28 de enero. Los investigadores examinaron los niveles en sangre y orina de 111 productos químicos que se sospecha interfieren con la producción natural y la distribución de las hormonas en el cuerpo.

Varios estudios a pequeña escala ya habían puesto de manifiesto la relación entre disruptores endocrinos y la menopausia. Éste, realizado entre 1999 y 2008 se llevó a cabo con 1442 mujeres estadounidenses posmenopáusicas.

Es el primero de esta escala que explora la relación entre la menopausia y cada uno de estos 111 productos químicos. Ninguna de estas mujeres había seguido terapia hormonal ni se había sometido a la eliminación de los ovarios. La edad media era de 61 años. El estudio aparece en línea en la revista científica estadounidense PLoS ONE

Unos 15 productos se asociaron significativamente con la menopausia temprana y la disminución de la actividad ovárica. Entre ellos, hay nueve policlorobifenilos (PCB), tres plaguicidas y dos ftalatos: muchos son productos utilizados en plásticos, detergentes, productos farmacéuticos, lociones, perfumes, maquillaje, laca para uñas, jabones líquidos o lacas para el cabello.

La actividad del ovario en declive. "Nuestros resultados sugieren que la sociedad debe estar preocupada" advierte el Dr.

Vídeos destacados del día

Ámbar Cooper, profesor asistente de ginecología en la escuela médica de la Universidad de Washington en St. Louis (Missouri) y coautor principal. Según los investigadores, una disminución de la actividad ovárica no sólo puede afectar la fertilidad, sino también conducir al desarrollo temprano de enfermedad cardiovascular y osteoporosis. También citan otros estudios que han correlacionado estos productos químicos y algunos tipos de cáncer, así como el mal funcionamiento del metabolismo y de la pubertad temprana en las niñas.

"A menudo es difícil evitar la exposición a estas sustancias químicas, ya que están en el suelo, agua y aire ", señaló el Dr. Cooper. Si bien la mayoría de estos productos están prohibidos en Estados Unidos, todavía se utiliza en otros lugares y por lo tanto producen efectos adversos en el medio ambiente. Recomienda preferir vidrio o papel de aluminio para calentar la comida en un horno de microondas en lugar de plástico, y aprender acerca de la composición de los cosméticos y demás productos para el hogar.