En la época de #Navidad son muy comunes las comidas copiosas en las cenas y comidas familiares, así como el descuido por la alimentación. Todo ello hace que rompamos nuestro ritmo y nuestras costumbres diarias, lo que desequilibra nuestra dieta. Lo más importante es la prevención, por ello, aunque algunos días nos pasemos en las cenas familiares o con amigos, se puede compensar con comidas equilibradas y más ligeras en el resto de días. Por ejemplo, puedes optar por comer verduras a la plancha si tienes una cena ese día, y viceversa, si tienes planeada una comida copiosa, puedes cenar algo ligero. También es esencial no saltarse ninguna comida.

Aunque está muy extendida la idea de que saltarse una comida o la cena hace que esas calorías se pierdan, en realidad, ocurre lo contrario, ya que promueve la acumulación de grasa y además contribuye el picoteo entre horas, una de las actividades que más nos hacen engordar. 

Los dulces también son muy comunes en la época navideña y son pocos los que se resisten a ellos. La solución no es no comer ninguno, ya que lo único que hará será generar ansiedad, sino moderar su consumo y comer sólo unos pocos, y de los que más nos gusten.

Si después de las fiestas de Navidad has cogido unos kilitos de más, lo mejor no es hacer una dieta milagro, sino llevar unos hábitos saludables haciendo ejercicio y comiendo sano.

Podemos prepararnos una rutina de ejercicios diario en casa, sin la necesidad de apuntarse al gimnasio, comenzando siempre con algo suave.

Vídeos destacados del día

También podemos optar por otras actividades muy saludables, como caminar durante media hora al día o montar en bici.

En las comidas se debe reducir el consumo de grasas, evitando las carnes grasas, los embutidos, la bollería, las salsas y los dulces. Al mismo tiempo, se debe aumentar el consumo de frutas y de verduras y optar por los cereales integrales. También es muy importante no descuidar la hidratación y beber agua o zumos durante todo el día, lo que ayudará a que el cuerpo limpie toxinas. En definitiva, no hay nada mejor para recuperar la línea que el ejercicio y mantener una dieta equilibrada