Los teléfonos móviles son utilizados por casi siete mil millones de personas en el mundo, prácticamente el número de habitantes del planeta, y la mayoría de estos usuarios no se desprende de sus terminales ni para dormir, y es que han creado una adicción difícil de controlar, y son totalmente dependientes de su terminal móvil; numerosas investigaciones han mostrado que este uso excesivo puede ser nocivo para la salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha informado de los daños que pueden ocasionar al organismo, incluido el cáncer; sin embargo, los estudios científicos realizados al respecto no terminan de ser concluyentes, pero las informaciones obtenidas de las investigaciones han arrojado datos preocupantes, por lo que tenerlo en cuenta y estar informado, nos ayudará a tomar medidas que pueden beneficiar nuestra salud previniendo enfermedades.

Uno de los hábitos más perjudiciales en el uso de estos dispositivos telefónicos, es el de irnos con él a la cama, y ponerlo muy cerca de nuestras cabezas en la mesita de noche, esta costumbre puede ser la responsable de no tener un sueño reparador y la causante de despertar varias veces durante la noche, incluso puede causar pesadillas; esto se debe a que el sistema de regulación de procesos biológicos naturales como los ritmos cardíacos y el reloj biológico pueden ser alterados por la cercanía del teléfono móvil, los cuales emiten radiaciones ionizantes, que pueden ocasionar desequilibrios y alteraciones en nuestro organismo; pero no sólo los móviles causan este efecto, también los demás dispositivos electrónicos que comúnmente se tiene en casa, hoy día es habitual ver que en los hogares, durante la noche, cualquier cantidad de lucecitas alumbran estancias y rincones, como si de decorado navideño se tratase.

Vídeos destacados del día

Es importante que tomemos en cuenta las advertencias y controlemos el uso de estos dispositivos, empezando por respetar nuestro sueño, apagar el móvil o dejarlo en otra habitación puede ser un buen comienzo, y apagar o desconectar los demás dispositivos electrónicos en casa durante la noche también. Con estas medidas seguro mejoraremos nuestro descanso, la calidad del sueño y en consecuencia nuestra salud.