La utilización de hierbas medicinales para prevenir, fortalecer o aliviar síntomas constituye una sana costumbre que se remonta a la antigüedad. En múltiples preparaciones y recetas combinadas, la curación a través de los “tesoros” de la naturaleza constituye una elección de auto cuidado que debe ser tenida en cuenta. Las plantas terapéuticas suelen brindar efectos similares a muchos medicamentos sin las clásicas contraindicaciones que estos tienen. Por eso, conocer más sobre estos remedios naturales le permitirá encontrar una nueva forma de sentirse mejor.

Forman parte del botiquín cotidiano desde hace miles de años y, en las últimas décadas, investigaciones científicas han confirmado sus beneficios terapéuticos.

No son caras, se encuentran muy difundidas y la forma de prepararlas es muy sencilla. Optar por hierbas medicinales es una excelente medida para proteger la salud, evitar la automedicación e intensificar hábitos de vida en conexión con el saber de la naturaleza. Conoce algunas plantas curativas que te ayudarán a formar una barrera contra afecciones, síntomas y trastornos.

En infusiones, tónicos, lociones y demás modos de repararlas, ayudan a curar as dolencias del cuerpo y a fortalecer la salud. 

Aloe vera

Principios activos: contiene vitaminas, minerales, enzimas, aminoácidos, polisacáridos y otras sustancias de efectos emolientes, cicatrizantes y antiinflamatorios.

Propiedades terapéuticas: es una planta multifuncional, cuyos beneficios son muy numerosos y difundidos. Se utiliza con fines hidratantes, coagulantes, cicatrizantes, antisépticos, antiinflamatorios, astringentes, laxantes y coleréticos.

Vídeos destacados del día

Sus beneficios sobre la piel son los más conocidos, aunque lejos de ser los únicos.

Evidencia

Expertos del Departamento de Ingeniería en Alimentos de la Universidad de La Serena en Chile, han publicado estudios científicos en los que se destaca el potencial del aloe vera como alimento funcional considerando que tiene ciertos beneficios extra para prevenir enfermedades o contribuir a la salud integral. 

Diente de león

Principios activos: sus efectos terapéuticos se asocian a sus elementos amargos, como la cumarina, aunque, en realidad, su composición química varía según la época, según si está en la tierra o almacenado, etc.

Propiedades terapéuticas: sus principios amargos protegen la función hepática, pero el diente de león también se distingue por sus efectos desintoxicantes, digestivos, antiinflamatorios y ligeramente laxantes.

Evidencias

Científicos de la Universidad del Comahue y del Conicet en Argentina han estudiado el potencial nutritivo de ciertas hierbas consideradas malezas, y el diente de león estaba en el grupo analizado. Los resultados: esta planta es seis veces más nutritiva que la lechuga.