Julio Espinosa

Colaborador

No existe lo sobrenatural, sino lo desconocido de la naturaleza, su continuación oculta en el infinito y la fosforescencia de lo invisible en los confines de lo visible