El Coronavirus ha causado revuelo y creado desacuerdos entre las personas, generando polémicas de la cual nadie ha quedado exento. Este clase de situaciones se intensificaron en Euskadi, donde el juez de los epidemiólogos ha comentado sin restricciones su postura ante ellos, comentando que han hecho solo “un cursillito”. Debido a esto las redes sociales han explotado, dividiendo a las personas que apoyan a Luis Ángel Garrido de las que rechazan este pensamiento.

Las palabras del juez Garrido dirigidas a la comunidad epidemiológica durante una tertulia

Si bien las declaraciones son bastante contundentes, lo que más ha sorprendido es la persona que las ha dicho.

No se trata de un simple civil, sino del mismísimo Presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Euskadi, el mismo juez que se ha encargado de reabrir los bares en el país Vasco. Estas declaraciones se realizaron el pasado día lunes, durante una reunión realizada en Bilbao.

Una vez fue compartida al público, sorprendió mucho la forma de expresarse del juez Luis Ángel Garrido, diciendo cosas como: “Imaginemos que las Enfermedades de transmisión sexual han aumentado un 2.000% su tasa de contagio. En dicha situación yo como epidemiólogo digo: muy fácil, no tengan relaciones durante dos años y bajará la tasa. Lo mismo sucede con el Covid-19, ellos planean reducir el virus únicamente pidiendo quedarse en casa. No podemos hablar con nadie o ir a algún sitio que deseemos...”.

Según el juez Luis Ángel Garrido, estamos enfocándonos en el área incorrecta y estas ideas solo las pensarían personas de “la Edad Media”.

La Sociedad Española de Epidemiología exige una rectificación de las declaraciones del juez

Como era de esperar la SEE (Sociedad Española de Epidemiología) no se ha quedado callada delante tal forma de expresarse.

Han tachado de “desafortunadas” sus afirmaciones y rechazan cualquiera de sus comentarios durante la reunión en Bilbao, pidiendo que se rectifique públicamente y admita su error. A pesar de esto, mantiene en su WhatsApp la frase “No More Lockdown, que se traduciría como “No más confinamiento”.

Todo estos comentarios ya han llegado a las redes sociales como una avalancha, donde destaca muy por encima la palabra “cuñado”, en referencia comentarios realizados por el juez.

Lamentablemente para Luis Ángel Garrido, las críticas superaron con creces el apoyo que recibió, viéndose obligado a mantenerse en silencio al menos durante un tiempo. A pesar de esto, el juez ha recibido el apoyo de Vox y la Asociación Profesional de la Magistratura, al mismo tiempo que el País Vasco comienza a reabrir los bares.

El juez que reabrió los bares en Euskadi ha pedido rectificar sus polémicas declaraciones

Luis Garrido decidió mantenerse en silencio por 24 horas en un principio. Una prudencia que le permitiría conocer la situación tras haber afirmado cosas negativas hacia los epidemiólogos.

Posteriormente, al día siguiente decide rectificar sus propias palabras, lo cual ha declarado en 2 programas de ETB. “Me han pedido que no responda el teléfono”, comenta Luis Ángel, pues luego de haberse expresado de esa forma, ha recibido un sinfín de peticiones para entrevistas.

Por otro lado, el gobierno de Euskadi ha decidido “no compartir de forma directa su posición ante esta problemática, pero aquellos partidos que integran el gobierno no han tenido problema en expresarse. PNV y PSE-EE han comentado su enfado, destacando Íñigo Iturrate, un parlamentario nacionalista, quien ha declarado: “Los jueces no deberían meterse en asuntos epidemiólogicos ni científicos, está fuera de lugar”. Además también ha calificado de “burdas” la visión de Luis Ángel Garrido hacia la pandemia que vivimos en la actualidad.

También fue posible escuchar el pensamiento del socialista Eneko Andueza, quien ha dicho que posiblemente el juez Luis Ángel Garrido haya traspasado “la barrera de la ética y el código deontológico”, influenciando su postura jurídica por sus ideas personales. Gonzalo Boye también se ha expresado, defendiendo a los epidemiólogos de las críticas del juez Luis Ángel.

Garrido recibe el apoyo de la portavoz de Vox en Euskadi, Amaia Martínez

A pesar de todas las quejas, algunas personas han alabado la “valentía” de Luis Angel y se encuentran de acuerdo con su postura. Según Amaia Martínez, la idea de reabrir la hostelería en aquellos municipios que posean una alta tasa de Covid-19 estará basada únicamente en “evidencia legal”.

Según palabras de la ultraderecha, es necesaria la existencia de “base científica” para ser capaces de tomar medidas drásticas que afectan de forma radical al entorno, razón por la cual un cierre de hostelería es una cuestión que aún permanece “en el aire”.

Por ahora el pensamiento general sigue dividido. Mientras las sociedades epidemiológicas y colegios médicos profesionales han reprochado la “ligereza y poco raciocinio” del juez Luis Ángel Guarrido, la facción conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (de la cual Luis Ángel forma parte), además del decano de Bilbao, Aner Uriarte”, han mostrado su apoyo debido a la “libertad de expresión” que ha presentado durante sus declaraciones.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!