Pablo Iglesias se ha levantado de su escaño, mientras que la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha referido en el Pleno del Congreso que las decisiones sobre Venezuela las dirigen ella y el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. En ese contexto, Pablo Iglesias se levantó de su escaño y se salió del recinto. Las discrepancias entre Unidas Podemos y el PSOE han protagonizado diversos episodios en los últimos días, en lo que parecen ser temas centrales de España.

González Laya, ministra de Asuntos Exteriores, respondía a VOX, en el momento en que el dirigente de Unidas Podemos, Pablo Iglesias optó por retirarse del lugar. El vicepresidente segundo del Gobierno y el ex presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero fueron sutilmente aislados, por la encargada de las relaciones exteriores, sobre su presunta influencia en la política hacia Venezuela, ya que por ejemplo el ex mandatario español fue al país latinoamericano durante las pasadas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Iglesias previamente discutió con la ministra de Hacienda

En el Pleno del Congreso causó sorpresa y comentarios el retiro del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. Las diferencias han abundado en el ciclo legislativo, ya que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero y el líder de Unidas Podemos protagonizaron previamente una discusión en la que la miembro del Gobierno le dijo al vicepresidente “no seas cabezón” en una discusión en uno de los salones contiguos a los pasillos del parlamento, que fue captada por diversos testigos.

Los temas que han acrecentado las divergencias entre el PSOE y Pablo Iglesias

El tema del salario mínimo interprofesional (SMI), la monarquía en lo concerniente a las comisiones de investigación por las tarjetas opacas, Cataluña, la prohibición de los cortes de siniestros para las familias en pobreza sobrevenida y ahora nuevamente Venezuela, son parte de los puntos que abren grietas entre la coalición del Gobierno de España, integrado por el PSOE y Unidas Podemos, encabezados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias respectivamente.

Los dimes y diretes han surgido como muestra de la irritabilidad por decisiones que se discuten en el Palacio de la Moncloa.

La ministra de Asuntos Exteriores se desmarca de Pablo Iglesias

La ministra de Asuntos Exteriores, González Laya, ha respondido a VOX indicando que la posición de España con respecto a Venezuela y a las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre del año en curso, es similar a la expresada por la Unión Europea.

La encargada del Gobierno para los temas internacionales ha dicho que no necesitan de Iglesias para responder y definir su postura con respecto al país latinoamericano.

González Laya ha expresado que es preocupante la situación humanitaria de Venezuela. El Gobierno español aboga por un acuerdo mínimo entre las partes, para que hagan uso de un pacto que les permita afrontar la cruda realidad venezolana.

La ministra de Asuntos Exteriores hizo un llamamiento a la oposición del país suramericano para que permanezca unida. Cabe destacar que uno de los líderes opositores, Leopoldo López, se encuentra desde octubre en España.

La ministra de Asuntos Exteriores optó por una negociación política entre las partes, todo ello en el contexto de responder ante los cuestionamientos de VOX. El partido de derecha, acusa al Gobierno de España de no desmarcarse con dureza de Nicolás Maduro. Y continuar unidos a Pablo Iglesias, que incide según ellos "perniciosamente como un aliado del régimen venezolano".

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!