La vicepresidenta primera del Gobierno de España, Carmen Calvo, ha respondido a las declaraciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), dado que el mismo se ha pronunciado en contra de las reformas que se han emprendido para limitar todo lo referente a las funciones del Cuerpo Judicial. La ministra del Gobierno ha declarado que le parece insólito un pronunciamiento del CGPJ en rechazo a las maniobras del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos.

Desde el día martes, el Congreso empezó a tramitar una reforma para limitar las funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), una vez que el mismo culmine sus funciones o mandato, lo que motivó que desde la instancia de la Justicia se pronunciaran en rechazo a la medida que proviene de directrices del propio Gobierno de España.

El Consejo General del Poder Judicial mediante una declaración ha solicitado al Congreso que someta a su criterio ese intento por reformar el Poder Judicial.

Calvo en desacuerdo con la postura del CGPJ

“Ningún poder puede invadir la soberanía parlamentaria,” ha dicho la vicepresidenta primera del Gobierno de España, Carmen Calvo. Luego siguió agregando la miembro del Ejecutivo que “la independencia de los tres poderes del Estado, el Judicial, el Legislativo y el Ejecutivo, es de ida y vuelta. Es decir la tenemos que cumplir todos,” ha rematado Carmen Calvo, en una clara alusión al CGPJ por haberse pronunciado en contra de los intentos por limitar las funciones del Poder Judicial, y por lo que responsabiliza a su presidente, Carlos Lesmes.

El acuerdo con Pablo Casado es posible, según Carmen Calvo

Con respecto a las negociaciones con el dirigente del PP, Pablo Casado, Carmen Calvo ha declarado que están a la espera de las elecciones catalanas del 14 de febrero para hacer los intentos por pactar con el líder de la oposición. Cabe destacar que durante la semana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantuvo una conversación con Casado, donde plantearon el tema de la renovación del CGPJ, pero no pudieron llegar a ningún acuerdo, por lo que ahora abogan por un tiempo prudencial.

La vicepresidenta Calvo defiende la necesidad de la reforma del CGPJ

“No es un capricho del PSOE y Unidas Podemos,” ha dicho la vicepresidenta primera para referirse a la reforma al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que buscaría evitar que desde el ente de la justicia, se hagan nombramientos cuando se encuentra en funcionamiento.

Por tanto la funcionaria del Gobierno ha insistido en que ellos han aguardado años para proceder a la reforma, y ahora se han alineado al cumplimiento irrestricto de la ley para hacer el procedimiento.

Calvo ha revelado que antes del pronunciamiento del Consejo General del Poder Judicial, donde instan al parlamento a tomar una posición profunda sobre la reforma de la justicia, se produjo una llamada por parte del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, al presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, para solicitarle que no se extralimitara de sus funciones. Ha declarado que el CGPJ debe estar bajo la obediencia a lo que dictamine el Congreso, es decir el Poder Legislativo. Al mismo tiempo que la funcionaria del Ejecutivo responsabiliza a Carlos Lesmes, por iniciar las divergencias entre el Ejecutivo y el Consejo General del Poder Judicial.

En diversos temas como la monarquía, y la posición del rey Felipe VI, según las autoridades del Gobierno de España, Carlos Lesmes "ha actuado de manera contestataria".