Después de que el Estado de Alarma dejase de estar en vigor, el PSOE y Unidas Podemos tenía que negociar la “nueva normalidad” que afectaría a todos los españoles, en su día a día. Y uno de los puntos que habría que discutir era: ¿Qué hacemos con los ERTE? Finalmente, el Gobierno ha aceptado que se mantengan los ERTE considerados de “fuerza mayor” de manera total en aquellas actividades que todavía no han podido abrir o que tienen que hacer frente a muchas limitaciones en su actividad. Hasta el último momento el acuerdo sobre la vigencia de los ERTE estuvo en el aire y las horas pasaban en contra de los trabajadores.

Dos millones de empleados y miles de empresas en todo el país estaban en vilo para conocer su situación en pocos días y miraban con desconfianza al Gobierno liderado por el PSOE.

El PSOE siempre se mostró a favor de una ampliación de los ERTE durante tres meses más

Hay que recordar que la cobertura de los ERTE expiraba este próximo martes y el Ejecutivo no había sido capaz de renovarla tras un trimestre de negociaciones con los distintos agentes. La idea del Ejecutivo formado por el PSOE y Unidas Podemos era renovar los ERTE durante un período de tres meses, pero cada vez hay más voces que presionan para que estos Expedientes de Regulación Temporal de Empleo se alarguen hasta el próximo mes de diciembre, con el aval por parte del diálogo social o tendría que ser aprobado por su cuenta.

De todas maneras, para que tenga lugar este alargamiento de los ERTE tendrá lugar tras un consejo de ministros que se realizará de manera extraordinaria. Desde el propio Gobierno del PSOE -Unidas Podemos señalan que se ha logrado mejorar mucho la propuesta inicial con el objetivo de lograr un acuerdo que fije todas las condiciones de estos mencionados expedientes que están relacionados con el COVID- 19 más allá de la fecha del 19 de junio.

El PSOE finalmente ha escuchado la petición de la CEOE sobre la ampliación de los ERTE

Sobre las exoneraciones, el Gobierno ha logrado mejorar su propia oferta inicial a los empresarios, que tendrán unas condiciones muy similares a las que dejan de estar en vigor la semana que viene. La primera oferta ponía encima de la mesa un ahorro de cotizaciones de hasta el 65% para los trabajadores que fueran reincorporados y de un 40% para los que seguían afectados por un expediente en el caso de las empresas con menos de cincuenta empleados.

En el caso de las empresas grandes, la rebaja para los trabajadores que se reincorporasen sería del 45% y del 30% para los empleados que continuasen dentro del ERTE. O sea, el Gobierno ha decidido aceptar que los ERTE considerados de “fuerza mayor” continúen de manera total para todas aquellas actividades que no han podido reabrir sus puertas o que se encuentran con graves limitaciones por la “nueva normalidad”, como siempre exigió la CEOE.

LA CEOE no estaba de acuerdo con la primera oferta del Ejecutivo formado por PSOE-UP

Por otro lado, las empresas que cierren por culpa del rebrote del Coronavirus podrán acogerse a este tipo de ERTE. Todas estas mejoras, según fuentes cercanas al diálogo social, pasan por la completa exoneración de las cuotas de la Seguridad Social que tienen que hacer frente las empresas que han realizado un ERTE, así como la posibilidad real de mantener aquellos que sean de fuerza mayor y total para aquellos negocios que no pueden reanudar su actividad o que tienen que volver a parar por culpa de los rebrotes.

Todos son puntos muy importantes para la patronal CEOE que se había cuestionado aceptar el pacto ante las últimas ofertas presentadas por el Gobierno del PSOE que, según su punto de vista, no aportaban ningún tipo de solución a todas y cada una de las situaciones que pueden aparecer en varios sectores.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!