En medio de la crisis sanitaria y social provocada por el Coronavirus, los diputados de la Comunidad de Andalucía se han negado a rebajarse el sueldo a lo largo del período del confinamiento para parar la expansión del coronavirus. Absolutamente todos los grupos políticos, exceptuando Adelante Andalucía, se han negado a ello, aunque sí se está estudiando la posibilidad de donar la cuantía económica por sus dietas y por los cuestionados gastos de desplazamiento, ya que no se están desplazando a ningún lugar al permanecer en sus casas.

Teresa Rodríguez apostaba por una reducción de los salarios entre el 45% y el 60% de las nóminas

Sin duda, ha sorprendido que todos y cada uno de los grupos parlamentarios que forman parte de la Mesa del Parlamento andaluz han rechazado de manera unánime la propuesta presentada por Teresa Rodríguez, la líder del partido “Adelante Andalucía”, que puso encima de la mesa la idea de reducir el sueldo de los mencionados diputados en un porcentaje entre el 45% y el 60% durante el período de tiempo que dure el confinamiento provocado por la crisis sanitaria que estamos viviendo por culpa del coronavirus.

Rodríguez no se ha callado y ha dejado claro que es lamentable que VOX, el Partido Popular, el Partido Socialista y Ciudadanos se hayan puesto de acuerdo para poder proteger sus privilegios por ser políticos, sobre todo, en estos meses en los que la mayor parte de la población lo está pasando realmente mal, lo van a pasar realmente complicado en los campos económicos y social.

Adelante Andalucía planteaba una reducción hasta del 60% en los sueldos más altos de los parlamentarios andaluces

La presidenta del grupo de izquierdas, “Adelante Andalucía”, en un audio que ha sido difundido por sus compañeros, ha calificado de completamente vergonzoso lo que ha sucedido y la situación es completamente inasumible.

Además, no ha dudado en censurar la agresividad por parte del resto de las formaciones hacia su grupo cada vez que plantea la reducción de los privilegios que alejan a los políticos del resto de la ciudadanía, de sus representados.

La propuesta presentada por la confluencia formada por Podemos e Izquierda Unida era una reducción de manera lineal de un 30% en la nómina que reciben los políticos, a los que se uniría la renuncia a recibir las dietas y los criticados gastos de desplazamiento.

La suma de los mencionados conceptos significaría restar un 45% de lo que cobran cada uno de los parlamentarios y hasta un 60% en los sueldos más altos. Estas dietas asciende, en el caso de los portavoces y miembros que no viven en Sevilla a los 2.500 euros y, para los que residen en la ciudad andaluza, a unos 800 euros.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!