Las últimas informaciones sobre el cuestionable pasado como arquitecta de la portavoz de VOX en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, dejan entre la espada y la pared al propio Ayuntamiento de la ciudad. Según las últimas informaciones, Rocío Monasterio llegó a tramitar plano de obras utilizando visado falsos hasta el año 2016.

A pesar de la gravedad de las informaciones, el Ayuntamiento madrileño se ampara asegurando que no es de competencia demostrar o no si la dirigente del partido de ultraderecha cometió ciertas irregularidades que, aunque fueran delito, ya no se podría hacer nada al haber prescrito.

El Colegio de Aparejadores de Madrid advirtió sobre esta falsificación de documentos el pasado mes de noviembre

Según la información publicada en “El País”, Rocío Monasterio, líder del partido político VOX en la ciudad de Madrid, empleó un falso visado por parte del Colegio de Aparejadores en unos planos de la obra del polémico loft del año 2005, según advirtió la propia entidad, de manera publica, el pasado mes de noviembre, pero el expediente del caso -a nivel municipal- demostraría que utilizó ese sello, completamente falso, en una gran cantidad de trámites hasta el año 2016.

En este último caso no habría prescrito un posible delito de falsificación de un documento público (ya que caduca a los cinco años).

Pero, dos meses después de hacerse público el uso de estos documentos falsificados, el Ayuntamiento de Madrid no ha dicho ni una sola palabra y asegura que no es de su competencia investigar este tipo de informaciones.

Una petición de licencia del año 2016, entre otras, demostraría el empleo de documentos falsos

Hay que recordar que ya ha quedado demostrado que Monasterio trabajó como arquitecta entre los años 2002 y 2009 sin haber terminado la carrera. Y ahora se demostraría que tramitó planos utilizando un visado falso. Así, queda demostrado al aparecer ese visado completamente falso en una petición de licencia que se presentó en el propio Ayuntamiento de Madrid el día 20 de julio del año 2016.

Dicha solicitud fue registrada a las 9:35 horas. Incluso, queda demostrado que es la propia Rocío Monasterio, que ya era miembro del partido político VOX, quien estampa su firma al final del mencionado documento.

A lo largo de estos dos meses, desde que se hizo público que había utilizado visados falsos, lo que podría ser un delito, la propia Monasterio se ha callado y no ha querido dar ni u na sola explicación sobre lo sucedido. Incluso, cuando los periodistas le han llamado por teléfono para conocer su versión, la portavoz asegura que solo responderá en las alegaciones que fueron presentadas por el propio Colegio de Arquitectos de Madrid, nada más.

El mencionado Colegio ya ha abierto una investigación sobre presunto intrusismo profesional que ha vuelto a poner en el foco la labor como arquitecta de Monasterio, tras una denuncia presentada por Más Madrid.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!