La polémica diputada del Partido Popular Celia Villalobos ha respondido con su habitual desahogo a las críticas que ha recibido tras ser pillada por La Sexta comprando ropa a través de su tablet en el Congreso de los Diputados, que en esos momentos celebraba la sesión de control al Gobierno.

En declaraciones a Más Vale Tarde, la política conservadora ha dejado claro que, en su escaño, hace lo que quiere. "Yo he hecho lo que me ha dado la gana", ha dicho tajante al programa de la cadena verde después de pasar varios minutos en una app de moda en horario laboral.

Asegura que, tras ser apartada por el nuevo líder de su partido, Pablo Casado, de la Diputación Permanente de la Cámara Baja, ya no es "nadie" y que ahora se encuentra "tranquilita y a gusto". Además, afirma que el canal de Atresmedia ha emprendido "una campañita" en su contra.

Comprando ropa mientras Delgado comparecía

Villalobos fue cazada este miércoles por las cámaras mientras compraba, o al menos ojeaba, prendas de vestir en una conocida tienda online desde su dispositivo móvil. En esos momentos, el pleno del Congreso asistía a la comparecencia de la ministra de Justicia, en el ojo del huracán por sus reuniones con el comisario Villarejo.

Pero a la diputada popular parece que el asunto no le interesaba demasiado.

En lugar de atender a las explicaciones de Dolores Delgado, la ex alcaldesa de Málaga prefirió aprovechar la sesión plenaria para navegar por Internet y hacerse con algo de ropa de cara a la temporada otoñal. En concreto, en las imágenes obtenidas en exclusiva por La Sexta se la puede ver observando detenidamente una chaqueta verde de señora.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Podemos

Jugando al Candy Crush en pleno discurso de Rajoy

Esta no es la primera ocasión en la que Celia Villalobos es sorprendida in fraganti pasando el rato en la red en horas de trabajo, por el que cobra un sueldo público. En febrero del año 2015 ya fue objeto de controversia al ser fotografiada jugando al Candy Crush mientras presidía el pleno.

Entonces, Villalobos era vicepresidenta primera del Congreso y en ese instante sustituía en la presidencia a Jesús Posada. Se celebraba el Debate sobre el Estado de la Nación y Mariano Rajoy se dirigía a los presentes en el hemiciclo como jefe del Ejecutivo.

Pero la andaluza prefirió entretenerse con la tablet.

El Partido Popular salió al paso afirmando que era posible dirigir el Congreso y jugar a la vez. Años después, entrevistada por Cristina Pardo, Celia Villalobos ironizaba lamentando que nadie le llamara "para darle las gracias" por la publicidad que hizo al juego.

Y aunque la anécdota ha pasado a los anales de la política como el 'momento Candy Crush', en realidad la diputada se divertía con el videojuego de la película Frozen, según probó El Intermedio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más