Este jueves Trump afirmó a los medios, que, si las cosas marchan bien en la cumbre en Singapur, podría invitar al líder de Corea del Norte a la Casa Blanca, también agregó, que de llegar a un trato con Kim Jong-un, visualiza una restauración en las relaciones. Además, el presidente de Estados Unidos ratificó que, en conjunto con otros países asiáticos, prestarían ayuda útil a la economía del país liderizado por Kim Jong-un, si llegase a lograr un acuerdo positivo con él.

Las sanciones a Corea Del Norte singuen vigentes

En la rueda de prensa ofrecida, Trump mencionó que fue agradable recibir la carta de Kim.

Con respecto a las sanciones en contra de Corea, el mandatario estadounidense dejó claro que el concepto de máxima presión no aplica en estos momentos, debido a que están empleando un canal amistoso de negociación, sin embargo, es una medida que no ha perdido vigencia. “Quizás luego de el encuentro puede que emplee nuevamente el concepto, esto sería un síntoma de que la negociación no fue un éxito de todo”, dijo Trump.

En este mismo sentido, el presidente Donald Trump comunicó que existía una lista de 300 penalidades para ser aplicadas al país asiático, pero el progreso en las relaciones diplomáticas requiere detenerlas, “el encuentro en Singapur será más que una sesión de fotografía”, agregó Trump.

También hizo saber en la Oficina Oval, que no descarta la posibilidad de que sea necesario más de un día de reunión.

Una influencia sobre Trump

El mandatario norteamericano ha recibido al primer ministro japonés, Shinzo Abe, por segunda vez en los últimos meses, con la finalidad de dialogar temas referentes a la cumbre en Singapur el próximo 12 de junio.

Abe, quien mantiene una estrecha relación con Trump, ha expresado que los deseos de reunirse con él, responden a la necesidad de garantizar el avance en el tema del desarme nuclear a Corea del Norte, y con mayor importancia, la situación de los secuestrados japoneses en dicho país. “Quiero estar seguro del éxito en el encuentro de ambos mandatarios”, añadió Abe.

Algunos analistas mantienen la esperanza de que el ministro japonés, continúe trabajando para que la presión por parte de Estados Unidos a Corea, no cese en relación a una desnuclearización definitiva y corroborable. El pasado abril, Abe estuvo de visita en Estados unidos con la finalidad de reunirse con el presidente Trump, parte del motivo de su viaje era anticipar a Trump de las estrategias de negociación que el país asiático presenta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!