Las autoridades en Alemania arrestaron al ex presidente catalán Carles Puigdemont el domingo después de que cruzó el país desde Dinamarca, estableciendo una posible extradición del líder separatista a España. El abogado de Puigdemont anunció el arresto en Twitter y dijo que su cliente había sido llevado a una estación de policía. La policía alemana confirmó en una declaración que Puigdemont había sido arrestado a las 11:19 a.m. del domingo por oficiales de la patrulla de carreteras en Schleswig-Holstein, un estado que limita con Dinamarca. El fiscal adjunto alemán Ralph Doepper, con sede en la ciudad norteña de Schleswig, dijo a Bloomberg News que un tribunal decidirá el lunes en una audiencia procesal si mantendrá a Puigdemont bajo custodia en espera de una solicitud de extradición de España.

Doepper dijo que las autoridades habían sido informadas de que Puigdemont entraría en Alemania, y múltiples medios de comunicación alemanes informaron que la inteligencia española había sido utilizada para atrapar al ardiente nacionalista catalán.

Tensión en Cataluña

En Barcelona, ​​miles de catalanes a favor de la independencia se reunieron para protestar por el arresto, lo que provocó enfrentamientos con la policía, informó Associated Press. Los manifestantes también se presentaron en la ciudad norteña de Girona, donde Puigdemont era alcalde antes de convertirse en presidente regional en 2016. El arresto marcó el último de una serie de maniobras que han dejado el movimiento de independencia de Cataluña con pocos líderes que no están bajo custodia ni son buscados como prófugos.

Puigdemont es buscado en España por cargos de rebelión y sedición debido a su papel en la organización de un referéndum de octubre sobre la independencia de Cataluña.

¿Que le espera?

Si es declarado culpable, podría enfrentar hasta 30 años de prisión. El líder catalán vive en exilio autoimpuesto en Bélgica desde que huyó de España hace cinco meses en medio del alboroto por el referéndum.

Los separatistas ganaron esa votación, y el gobierno de Puigdemont declaró la independencia. Pero el gobierno español consideró que la votación era inconstitucional e impuso un gobierno directo. España había reactivado una orden de arresto internacional para Puigdemont el viernes. En ese momento, él estaba en Finlandia. Pero su abogado, Jaume Alonso-Cuevillas, dijo el sábado que Puigdemont había dejado Finlandia y que se dirigía a Bélgica.

El abogado de Puigdemont dijo que la policía alemana había seguido los procedimientos adecuados desde el arresto y que su cliente había pretendido a su regreso a Bruselas "ponerse, como siempre, a disposición del sistema de justicia belga".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!