El ex presidente de de la Generalitat, Carles Puigdemont fue detenido este domingo, 25, en Alemania cuando cruzaba la frontera con Dinamarca, según informaciones de un portavoz de la AFP.

Fue arrestado a las 11h19 por una patrulla policial de tránsito de Schleswig-Holstein, que se encuentra en el norte de Alemania. Su arresto se produjo a través de una euro-orden de detención, expedida contra el político que estaba exilado en Bélgica. "Puigdemont está bajo custodia policial", informa la patrulla de la Policía.

La detención de Carles Puigdemont fue confirmada por la portavoz de "Juntos por Cataluña", Anna Grabalosa. Ella confirmó que Puigdemont está retenido por la Policía, pero está siendo bien tratado y está al lado de todos sus abogados. El pasado viernes, el juez español que responde por el caso contra la cúpula separatista catalán, reafirmó la acusación de rebelión en torno a 13 personas, entre ellas, Puigdemont.

El ex presidente se encontraba en Finlandia en el momento en que el juez hizo la reactivación del mandamiento de búsqueda y captura.

Pero antes de que la Policía iniciara la búsqueda oficialmente, Puigdemont abandonó el país. Ahora, el futuro del político catalán será decidido por la justicia de España en los próximos días.

Pueblo en las calles por la libertad de Puigdemont

La ciudad del ex presidente, Girona, que se encuentra a 100 kilómetros al norte de Barcelona, ​​registró una manifestación tras la noticia de su detención. Algunos separatistas se manifestaron frente a la delegación del gobierno español, según la publicación del municipio en Twitter.

El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ya fue trasladado este domingo a la prisión alemana de Neumünster, que fue construida en el año 1905 y tiene 571 celdas.

Puigdemont regresaba a Bélgica

En el momento en que fue arrestado en Alemania, Carles Puigdemont regresaba a Bélgica, país donde permanecía desde cuando huyó de España tras fracasar en el intento de proclamar la Independencia de Cataluña en octubre de 2017.

Cuando Puigdemont intentó separar la Cataluña de España para crear un nuevo país, se instaló una crisis política en la región, influenciando en la economía local, porque muchas empresas cambiaron sus oficinas centrales a Madrid.

El movimiento separatista llamó la atención de todo el mundo, motivando otros movimientos con los mismos intereses en algunos países, como en Brasil, donde la región Sur, formada por Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sul, intentó en el pasado separarse del país pero luego perdió fuerza.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más