Manuela Carmena, la juez emérita y actual alcaldesa de Madrid, ha vuelto a ser víctima de las calumnias de la derecha. Si hace apenas unas semanas, la alcaldesa anunciaba medidas legales contra un edil del Partido Popular por acusar al grupo de Ahora Madrid [VIDEO]de ser "amigos" de Rodrigo Lanza, ahora, Carmena ha sido acusada por la derecha de "falsear" informes para justificar la [VIDEO]compra de Bicimad, una compra que se llevó a cabo por 10,5 millones de euros y que cuenta con los justificantes pertinentes pese a que algunos medios se empeñan en ensuciar la imagen del Ayuntamiento.

Carmena impulsa una nueva medida para identificar a los infractores

No obstante, la alcaldesa sigue adelante con medidas orientadas a educar a la ciudadanía en comportamientos cívicos.

Fue precisamente en el día de ayer cuando Carmena anunciaba que el Ayuntamiento de Madrid está estudiando un registro con el ADN de las mascotas para poder identificar los excrementos y de esta forma, poder sancionar al propietario que no ha recogido los excrementos de su animal.

La alcaldesa ha basado esta nueva medida en que es más complicado "cazar" al infractor que no se hace cargo de recoger los excrementos de su mascota ya que aprovechan la oscuridad o lugares algo más apartados. De esta forma, Manuela Carmena ha anunciado la posibilidad de exigir que todas las mascotas tengan registrado su ADN, una medida que ya ha sido puesta en marcha en otras ciudades y que cuenta con gran respaldo de la ciudadanía.

Las peculiares características del infractor en temas de limpieza y cuidado de la ciudad

Por otro lado, la alcaldesa de Madrid se ha pronunciado sobre el tipo de infractor en cuestiones de suciedad, del que apunta que suele ser varón, joven, español y con estudios.

Unas características bastante peculiares, por lo que la propia Carmena ha hecho mayor hincapié en una educación basada en la limpieza de las ciudades, la atención y cuidado de los animales. La medida, que fue propuesta por el Ayuntamiento de Madrid tras las numerosas quejas de los vecinos del barrio de Tetuán, hastiados por esta problemática en la vía pública, podría ser la solución definitiva que los ciudadanos llevan buscando.

En definitiva, todo indica que las medidas de la alcaldesa están siendo un antes y un después para los madrileños, quienes desde la llega de Carmena han visto mejorar sus condiciones como ciudadanos, tanto en materia de igualdad como en educación y civismo.