Una de las tradiciones en EEUU es que el equipo campeón de la NBA vaya a visitar la Casa Blanca durante la temporada siguiente, pero este año parece que no va a ser posible, ya se sabía que Trump no caía bien a los jugadores de la NBA, pero esto parece la ruptura definitiva.

Los Golden State Warriors actuales campeones de la liga americana de baloncesto no van a poder ir a hacer esta visita que ya hicieron hace dos años cuando ganaron el campeonato y el Presidente de los Estados Unidos era Barack Obama, y es que este año tras ganar el anillo, Kevin Durant dijo que él no quería ir ya que no respeta al nuevo Presidente, Donald Trump, sobre todo después de los incidentes racistas que ocurrieron en la localidad de Charlottsville, y que Trump no terminó de rechazar.

Tras las declaraciones de Durant, ahora unas semanas más tarde ha comenzado una "batalla" a través de las redes sociales, en la que han participado Lebron James, y sobre todo, Donald Trump. Esta "batalla" comenzó cuando la estrella de los Warriors, Stephen Curry en el Media Day de su equipo, al ser preguntado sobre si iría o no a la Casa Blanca respondió: "Es una decisión que hay que tomar con cuidado por la magnitud del evento. Tenemos la oportunidad de mandar un mensaje que ojalá transmita unidad y nos ayude a apreciar lo que significa ser americano. Sea cual sea la opinión de cada uno, tenemos que aprovechar esta oportunidad". Además, el jugador dijo que iba a haber una votación entre los miembros del equipo para decidir si iban a ir o no, y que su voto iba a ser NO.

Pero quizás esa votación no se tenga que llevar a cabo, ya que Donald Trump ha decidido no invitar a los Warriors a la Casa Blanca tal y como dijo en su cuenta de Twitter: "Ir a la Casa Blanca está considerado como un gran honor para un equipo campeón. Stephen Curry está dudando, por lo que se rechaza su invitación."

Tras este tuit polémico el primero en hablar fue el mejor, o uno de los mejores jugadores del momento, LeBron James, que ha sido capaz de insultar a Trump en su cuenta de Twitter, llamándole "Bum" es decir holgazán, o golfo y recordándole que Curry no estaba dudando, que ya había dicho que no iría, y que antes ir a la Casa Blanca era un gran honor hasta que apareció él (Donald Trump).

Pero esto no se ha quedado aquí, y es que se han vuelto a producir protestas contra el Presidente por sus palabras contra los jugadores de la NFL, que protestaron contra el racismo poniéndose de rodillas cuando sonó el himno americano antes de sus partidos.

Trump les llamó "hijos de puta" y hasta ha llegado a pedir a los dueños de los equipos que echen a los jugadores que han faltado el respeto al himno americano al ponerse de rodillas para protestar contra el racismo, y las actuaciones policiales contra la gente de color, e incitó a la gente a que abandonasen los estadios cuando viesen a algún deportista hacer estas protestas.

El lío está bien servido en Estados Unidos en el mundo del deporte, ¿Qué harán los estadounidenses? ¿Harán caso a su presidente o respetarán que sus ídolos se manifiesten contra el racismo y contra el mismísimo Presidente de los Estados Unidos?

Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!