Jaime Ruiz, presidente de AMESDE (Asociación de la Memoria Social y Democrática de España), lamenta que las víctimas del franquismo no hayan "encontrado amparo en la justicia española". Por contra, afirma que se ha "ignorado" el derecho internacional que regula las desapariciones forzadas y se ha reforzado lo que en determinados ámbitos se conoce como el "modelo de impunidad española" que consiste en desproteger a las víctimas "haciendo valer en la práctica la prescripción que el mismo régimen franquista se otorgó y silenciando los hechos de nuestro pasado más dramático con una política activa de olvido, tergiversación o revisionismo de lo que fue la Dictadura".

En este sentido, Ruiz precisa que la ley de memoria histórica 52/2007 se creó para atender los derechos de las víctimas y la condena del franquismo pero desde su debate y aprobación "se fue encogiendo y quedó como un marco a desarrollar". Aclara que su planteamiento legislativo "obviaba aspectos importantes de significado sustancial" y, entre otros, faltaba "la política de Estado necesaria para abordar toda la injusticia padecida por las víctimas del franquismo desde el golpe de Estado de los sublevados hasta que nos dotamos de una constitución democrática".

A este respecto, señala algunos temas que considera relevantes como que a pesar de declarar ilegal e ilegítimo el régimen franquista "no hay anulación de sentencias ni tampoco se asume una política pública de memoria democrática que establezca el conocimiento y el reconocimiento de la lucha por las libertades y de quienes se opusieron a la opresión y el fascismo en nuestro país y en Europa".

Además, puntualiza, Ruiz, en este marco que las tareas de búsqueda y exhumación "se dejan a la iniciativa ciudadana, no existe un banco de ADN y por lo que significa de emblemático, aún hoy no hay una lista de víctimas del franquismo".

Atrocidades del franquismo

Los gobiernos de la democracia, afirma Ruiz no pueden defender, asumir ni justificar las "atrocidades del franquismo".

"Creo que podríamos mirarnos en Alemania, tan admirada en algunos ámbitos de nuestro país, por lo hecho con respecto al nazismo",señala.

El presidente de AMESDE explica que cuando se habla de víctimas se han de concretar los acontecimientos que se traducen en "graves abusos que el derecho internacional prohibía y condenaba como crímenes contra el derecho internacional, entre ellos la tortura, las ejecuciones extra judiciales, los ataques contra la población civil y otros abusos comprendidos como crímenes de guerra; la persecución política, religiosa o racial, los encarcelamientos arbitrarios, los trabajos forzados y otros actos definidos como crímenes contra la humanidad".

Sin embargo, Jaime Ruiz, lamenta que a pesar de la gravedad de las circunstancias descritas "hoy no se conoce ni una sola investigación imparcial y completa que aclare los hechos y establezca responsabilidades facilitando el conocimiento de la verdad de lo ocurrido en esos años de la Dictadura brutal y totalitaria".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!