El líder de la tolda morada Pablo Iglesias ha ofrecido su visión particular acerca del papel que deben cumplir las mujeres que se dedican a la política como actividad primordial o como profesión. El secretario general de Podemos afirma que deben estar feminizadas si ocupan algún puesto de relevancia, como por ejemplo, ser portavoces.

Iglesias en su profundo análisis ha llegado a la conclusión de que colocar a una mujer como portavoz, si no está feminizada no sirve de nada, ya que eso equivaldría a suplir a los portavoces varones por portavoces varones que son mujeres. Algo que parece un trabalenguas y que solo puede entender un intelecto tan avanzado como el suyo.

En ese sentido ha afirmado que se debe de construir la práctica de que la mayor parte de los portavoces sean hombres y no mujeres, añadió además que esta situación no era solo una casualidad.

Cabe destacar que en el grupo parlamentario de Unidos Podemos la mayoría de los portavoces son de género masculino. Errejón por Podemos y Xavier Domènech por En Comú Podem.

Para iglesia la feminización no significa que las agrupaciones políticas tengan un mayor porcentaje de participación femenina en cargos de elección, de lo que se trata es de construir comunidad en los distintos ámbitos de trabajo o estudio. Apunta además que esto es una labor de las madres que significa cuidar.

En su perorata el líder podemita explicó que esto se lograría con aplicar en la política el concepto de cuidar del otro, cualidad que él asigna a las mujeres y particularmente a las madres, Sin embargo indica que no necesariamente significa colocar a más mujeres en puesto de responsabilidad dentro de las organizaciones políticas.

De acuerdo a lo dicho por Iglesias entonces se puede feminizar sin necesidad de que las mujeres ocupen algún cargo, un concepto extraño, bastante machista que relega a las mujeres el papel de cuidar a los demás, negándoles el derecho de ser sujetos activos, ahora según este gran filósofo moderno los hombres tienen la capacidad de feminizarse para ocupar un cargo de representación.

Lo que no se sabe aún es cómo aplican este sesudo concepto a lo interno de la agrupación que dirige Pablo Iglesias. Vale recordar lo sucedido hace pocos meses a las integrantes femeninas del Círculo Joven de Madrid, las cuales fueron víctimas de acoso sexual por parte de algunos de los miembros de esa agrupación, tal vez diría Iglesias que no hubo agresión alguna, solo que los agresores estaban explorando su femineidad.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Podemos

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más