En Sevilla, todo se ha manejado en medio de un estudiado ocultamiento, dirigido a producir la curiosidad de la prensa. En tanto los catalanes, han señalado sin tapujos, que la reunión entre las cabezas del PSOE-A y el PSC seria en la sede regional de Andalucía.

A pesar de su declarada neutralidad, Miquel Iceta, viajó hacia Sevilla reconociendo tácitamente la autoridad de Susana Díaz, en momentos en los que la baronesa se alista para disputar el secretariado general del Psoe. En una prolongada sesión, alrededor de dos horas, Iceta se ha plegado explícitamente a la Declaración de Granada (2013), que fuera aprobada por el Psoe y que cuenta, como modelo, con el total apoyo de la andaluza.

El secretario del PSC, se mostró muy satisfecho con la conversación, en la que desarrollaron varios temas, pero principalmente el que según "Público", el catalán ha denominado, "el encaje de Cataluña en España" y a la declaración de Granada como "la solución razonable a un conflicto territorial". En otro de los puntos de su declaración se ha referido elogiosamente a la firme voluntad de Díaz, por conseguir la perdida unión, del PSOE con el partido de Iceta.

Pero no todo ha sido un lecho de rosas. La baronesa andaluza ha reprochado a Iceta, la actuación de los suyos, durante el pleno de investidura de Mariano Rajoy, en la que sus voces pronunciaron el estridente “no", luego de participar en el Comité Federal, que se había inclinado definitivamente por la abstención.

Todas las sonrisas y los fuegos de artificio no logran enmascarar el verdadero motivo, por el que Iceta viajó raudamente a Sevilla. Podríamos decir que casi en medio de la más rayana improvisación, ante la apenas esbozada insinuación, de la otrora opositora a sus simpatías por Pedro Sánchez. Ambos han montado una escena, para que quede claro, que el sanchismo es cosa pasada y que, de aquí en adelante, Miquel Iceta es un incondicional aplaudidor de la señora Susana Díaz.

Sanchismo y Susanismo disueltos durante una reunión en Sevilla. Las dos facciones opuestas del partido socialista se dan la mano y olvidan alegremente, ideología, decisiones y... la opinión de la militancia.

El apoyo del PSC, en relación a las primarias del PSOE que, alguna vez serán convocadas, es sumamente importante, podríamos calificarlo de esencial.

Sin él nadie que aspire al secretariado general de PSOE, puede iniciar ninguna campaña. Pues Susana ya lo tiene y, además y por supuesto el voto de sus 18.000 afiliados.

Pedro Sánchez mientras tanto, apuesta al contacto con la militancia, a la que ha prometido que será escuchada. En los próximos actos de su gira, según ha declarado uno de sus fieles seguidores a "El Confidencial", el camino elegido por el ex secretario general, se plasma en esta frase, "del lado de la militancia y su poder”, Sánchez no ha invitado a Valencia a ninguno de los barones que le brindan su apoyo y según la misma fuente solo espera un "baño con las bases", en las que considera que radica su principal fuerza.

Mientras tanto, Patxi López ocupa su lugar en el banco de los suplentes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!