Fernando y David, dos ex militares despedidos del Ejército, inician este viernes 11 de noviembre una marcha a pie desde Badajoz hasta Madrid, donde les esperarán el día 26 representantes de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) frente a la sede del Defensor del Pueblo (Calle Zurbano, 42). Allí tienen la intención de protagonizar una entrega masiva de quejas sobre la situación de los militares temporales en las Fuerzas Armadas, según informaron desde AUME en una nota de prensa.

Los dos ex militares que iniciarán este viernes la marcha a la capital española saldrán a las 12:00 horas de la calle General Saavedra Palmeiro, número 5, que está detrás de la Delegación de Defensa de Extremadura.

Allí les desearán buen viaje familiares y amigos, que estarán acompañados por el secretario general de AUME, Jorge Bravo.

Fernando y David recorrerán 400 kilómetros para llamar la atención mediática sobre los cientos de trabajadores temporales del Ejército que se quedan sin trabajo al cumplir los 45 años. En esta situación está, según la Asociación Unificada de Militares Españoles, un 45% de la plantilla del Ejército que tiene que abandonar obligatoriamente las Fuerzas Armadas al llegar a este tope de edad. Se les excluye por la pérdida de facultades psicofísicas y a esta discriminación, en opinión de AUME, hay que añadir “un flagrante incumplimiento de la Ley de Tropa y Marinería”. Según explican desde la asociación, el personal no es formado ni se le ofrecen las salidas dignas de las que habla la ley.

Lo que espera AUME de Cospedal

Un día antes de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciara quién iba a ocupar la cartera de Defensa, la Asociación Unificada de Militares Españoles, mayoritaria entre los miembros de las Fuerzas Armadas, hizo públicas sus expectativas: que el nuevo ministro priorice la política de personal y dialogue con las asociaciones profesionales.

Ese mismo día, AUME hizo un llamamiento “para evitar la elección de personas que, por su trayectoria, hayan evidenciado su aversión al diálogo, a la participación, a la transparencia y al asociacionismo profesional”.

Veinticuatro horas después, Rajoy anunció que no contaba con Morenés en su nuevo Gobierno y que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, asumiría esta nueva responsabilidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!