Corren tiempos difíciles y duros para el PSOE, una lucha interna amenaza con arrebatarles el “título” de líderes de la oposición. Dubitativos andan muchos socialistas, no saben si es mejor arrimarse al bando de Susana o al de Pedro, algunos directamente ya se han mostrado firmes públicamente y han dicho que no deben de existir bandos, que no son una banda, que por encima de todo deben de estar las siglas, así como la coherencia política. Pero todo parece ser más difícil de lo que creían algunos.

Mientras la Gestora parece no coger las riendas del todo, y temer el resultado que conlleve la decisión que tomen, el tiempo se va agotando y parece ser que todos tendrán que “mojarse” y explicar a todos los socialistas, de carnet o de voto, su reacción.

Algunos quedarán “retratados”, con una credibilidad política nula, otros tendrán la oportunidad de ser la luz de un PSOE que parece haber perdido el rumbo.

El primer problema que se le presentó a la Gestora es la relación con los socialistas catalanes, que en su defensa de seguir votando “no a la investidura de Rajoy”, llegaron incluso a amenazar con romper el voto de partido. Actitud que parece no haber sentado del todo bien a la Gestora y llevaron a cabo unos ataques a los socialistas catalanes para ver si amedrentaban su idea y se ciñeran al voto de partido, pero nada más lejos de la realidad, en consecuencia a esta actitud de la Gestora han sido voces de los socialistas catalanes los que han dicho que de tener consecuencia el “no a Rajoy” se estudiarían las relaciones existentes entre el PSOE y el PSC. Un pulso en toda regla y según parece indicar las últimas noticias no es el único.

Una de las principales apuestas del ya ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, fue la apuesta por Margarita Robles, para muchos una figura política importante y para otros, sobre todo para los jóvenes, una política no muy conocida y que poco a poco en campaña se ganó el cariño de todos los votantes.

Pues en esta lucha interna por acaparar el poder Margarita Robles ha tomado partido y ha dicho que es difícil justificar un partido que ha amparado a la corrupción y que su secretaria general, Cospedal, se ha permitido el lujo de cuestionar la labor de los jueces en el caso Gürtel. Motivos que de confirmarse harían replantearse dejar el escaño, pues según la Margarita Robles se sumó a la opción de Pedro Sánchez que era un “Sí por el cambio”, un “no a la corrupción” por lo tanto de consumarse la abstención no descarta dejar su escaño y volver a la judicatura.

Pueden seguir todos nuestros artículos desde la páginahttps://www.facebook.com/Laplumadeunoasis/

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!