En contraste con la firme decisión por el “no" que exhibe Iceta del PSC, encabezando la lista de los que no se rinden juntocon Cantabria yPaís Vasco o Baleares, desde Andalucía medrosos ante posibles Elecciones, los laderos de Susana Díaz insisten detrás de su jefa intelectual en facilitar la investidura de la derecha española.

Los socialistas andaluces, seguros de obtener la mayoría durante el próximo domingo en el Comité Federal, restan importancia a la posición de los disidentes, de quienes dicen que se ablandarán y finalmente se unirán a ellos en lo que podríamos llamar el carro de los perdedores, que se arrastrará tras la investidura de Mariano Rajoy.

Esta puja por una decisión al respecto del Gobierno de España, le sirve a Susana Díaz para mostrar su poder dentro del PSOE, con vistas a una posible candidatura en las primarias, y así hacerse con el secretariado general del partido. La baronesa de Andalucía está trabajando por ello desde hace un año y medio. Aún dentro de los bloques que no ceden a la abstención y se mantienen a pie juntillas en el "no", Díazcuenta con apoyos que se suman a los de Alfredo Pérez Rubalcaba y de Eduardo Madina.

En un antagonismo marcado con los socialistas andaluces, el líder del PSC, Miquel Iceta, según EFE, ha declarado que se reunirá durante esta semana con el presidente de la gestora, Javier Fernández, para notificarlo de la negativa del socialismo catalán,a facilitarle lainvestidura al candidato del PP.

Sus palabras fueron muy categóricas, retratando el pensamiento de su agrupación, "entre Rajoy o nuevas elecciones, nuevas elecciones". En definitiva, Iceta abogaba por consultar a la militancia si se decidiera por la abstención durante el Comité del próximo domingo, pero en sus últimas declaraciones seha rendido ante una mayoría, capitaneada por la baronesa de Andalucía que no permitirá la libertad del voto.El extremeño Guillermo Fernández Vara, que por la cadena Ser ha aclarado que los estatutos del partido socialista, no dicen que los militantes deban ser consultados sobre todas lascosas, agrega que no hay otra alternativa para España que no sea el gobiernode Mariano Rajoy.Considera que para que el PSOE sea alternativa deberá haber una profunda reconstrucción del partido socialista y una reformulación de la posición "de la socialdemocracia, frente al capitalismo financiero".

César Luena, y Adriana Lastra, por nombrar algunos de los fieles a Pedro Sánchez, y defensores de permanecer en al "no" a Rajoy, deciden que acatarán lo que resuelva el comité, durante el próximo domingo.La diputada MargaritaRobles, una de las más duras figuras del sanchismo, defiende el "no es no", y considera que un partido que se ha llamado a producir "el cambio", no puede ceder a la investidura de un candidato del PP

Eduardo Madina, aboga por presentar las 11 abstenciones necesariaspara permitir la investidura de Mariano Rajoy y evitar las elecciones.

Esa últimaes, en definitiva, la derechísima posición del Partido Socialista Obrero Español.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!