La menor que el pasado miércoles fue agredida por 12 compañeros al finalizar el recreo, ha puesto en la mira, de nuevo, la cantidad de casos de maltrato y acoso escolar. Ayer, desde el Consejo de Educación, Juventud y Deporte se ha presentado un informe anual que hace referencia a este tema en la comunidad de Madrid.

Lo más llamativo del documento revela que más de la mitad de los menores que sufren acoso escolar no lo dicen en sus hogares. Muchas veces es difícil distinguir entre Bullying y agresiones, cerca de una tercera parte de las denuncias recibidas el año pasado han sido desestimadas.

Mientras tanto, la Policía Nacional ha desplegado unidades alrededor de la zona del colegio Anselm Turmeda Son Ximelis en la localidad de Son Roca, en Palma de Mallorca. También ofrecerán charlas en la institución dentro del plan que previene el acoso escolar. Muchos padres del instituto y al conocerse que, aparentemente, no había adultos suficientes que controlasen a los menores, han decidido no enviar a sus hijos al colegio.

Las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud coinciden en los alarmantes números de suicidios.

En el mundo se producen 600 mil muertes voluntarias de jóvenes que rondan los 14 y los 28 años. El 50 % de ellos sufrió de bullying o acoso escolar. En España, la cifra de suicidios en menores en relativamente baja, sin embargo, preocupa la manera en la que se multiplican. En el 2013 se quitaron la vida 9 Niños menores de 14 años, un año antes lo hacían 5 niños y en el 2011 apenas 2. La mayoría de casos de Bullying se producen sobre los 12 años, aunque con frecuencia se gestan con anterioridad.

La familia detrás de los niños acosadores

Tanto en las menores víctimas de acoso, como de sus maltratadores, detrás está la familia, o no.

La falta de diálogo, apoyo y contención produce en algunos menores violencia y en otros abandonos. El miedo a preocupar a los padres y la sensación de ser causante de una nueva situación de malestar hace que los niños afectados no comenten con sus progenitores lo que les ocurre.

La ONG Save the Children estima que alrededor de 193 mil menores son acosados y agredidos por otros menores. Y cerca de 100 mil son agresores, solamente en España. El género, según la entidad, influye. La mayoría de las víctimas son niñas, a su vez, la participación femenina en el maltrato es inferior a la de hombres.

No obstante, la escuela sirve como referente de lo social. La institución escolar no deja de ser una micro sociedad que refleja lo que lo menores viven en su entorno. Los especialistas en infancia y adolescencia sostienen que el ambiente familiar es el germen que lleva a muchos menores a agredir a otros. Es decir que, detrás de un niño agresivo, hay una familia que no procura el cuidado suficiente, convive con manifestaciones violentas o agresivas y desatiende el desarrollo del niño. La solución está en la educación, tantos los padres como los docentes, deben garantizar una convivencia con modelos de tolerancia y aceptación, donde la enseñanza de valores prime ante la agresión.

Un alto porcentaje de adultos, según una encuesta presentada las últimas semanas, cree que el acoso escolar es cuestión de niños y que debe solucionarse entre ellos. Más de la mitad de los adultos consultados, sostenía no darla la suficiente importancia al Bullying.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más