El distanciamiento entre las bases del PSOE y sus dirigentes, es cada vez más profunda y ha producido la baja de un gran número de militantes. Jun, el alcalde de Granada, ya contabiliza 90.000 firmas que podrían provocar la llamada a un Congreso Extraordinario, y primarias para elegir secretario general, si la comisión gestora se dignara acontarlas y pudieran ser tomadas en cuenta antes del inicio del Comité.

La gestoraignorael vivo reclamo que los militantes socialistas llevana las puertas de Ferraz; a Javier Fernández parece importarle poco el clamor de las bases, y se ha convertido, junto al resto de la gestora, en un ejecutivo que decide antes de lacelebración del Comité Federal la posición que ha de tener el partido socialista frente al candidato de la derecha española.

Según Público, fuentes del partido han informado que consideran descartar la abstención técnica, tan anunciada durante la última semana, y abstenerse por unanimidad, si así se decide este domingo. Una de las grandes defensoras de esta opción es la andaluza Susana Díaz, que ya ha dado suficientes pruebas de su firmedeseo de apoyar la investidura de Mariano Rajoy.

La militancia, representada porcentenares depersonas, se haparado frente a las puertas del cuartel general del Partido Socialista Obrero Español, han cantado la Internacional Socialista, muchos de ellos con lágrimas en sus ojos,y han depositado rosas rojas en la puerta de Ferraz, acompañadas del pedido del "no" a la investidura de Rajoy.Las puertasque simbólicamente permanecen cerradas a las demandas, las pancartas y los cánticos,de quienes son las bases del partido.

Durante todo el sábado se ha podido escuchar el apoyo a Pedro Sánchez y los insultos hacia Susana Fernández y los críticos del Psoe. Los oídos sordos de la gestora sorprenden a la gente que, agolpada"fuera" de la casa de su partido, se siente no solo ignorada, sino que ve a los integrantes de la comisión gestora como a extraños que se han adueñado de la toma de decisiones, apoyando la formación del Gobierno de la derecha.

La dignidad de los militantesse siente profundamente herida y no entiende esta postura. El PSOE parece secuestrado por enemigos de la ideología quedefienden y sustentansus bases.

El PSoe se ha quebrado, ylo más llamativo de esto es que el 80% de la militancia está a un lado, con Pedro Sánchez sus seguidores, el PSC, País Vasco, Castilla y León y Galicia...y el restoliderado por el poderosoPSOE-A que, con sus60 miembros con derecho al votoen el Comité Federal, inclinaran la balanza hacia la derecha, sin la menor culpa frente a una mayoría de militantes que son dejados de lado dolorosamente.

Evidentemente no hay vuelta atrás, el PSOE desbloqueará este domingo la investidura de Mariano Rajoy. Pese a quien pesey cueste lo que le cueste, al viejo partido socialista, como en alguna otraocasión,dijera José Luis Rodríguez Zapatero.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!