En la Edad Moderna para la nobleza no bastaba con simplemente serlo, sino que también había que parecerlo, es más había algunas veces que personas que no eran nobles conseguían pasar por persona con linaje debido a sus apariencias. Esta reflexión está bien para que el Partido Popular empiece no sólo a defender su ideología demócrata, sino que también empiece a parecerlo. Decimos eso porque en los últimos días hemos sido conocedores de varios actos donde instituciones o personas del Partido Popular se han visto muy cercanas a gestos franquistas, algo que por supuesto no ayuda a la mentalidad demócrata que ellos defienden.

El primer escándalo en el que se vieron envueltos fue en la defensa de la figura de Millán Astray en un Pleno del distrito Latina. Para el Partido Popular de allí, que a través de su vocal defendió al militar como un auténtico héroe, como bien describía días atrás eldiario.es, no sólo fue suficiente, sino que acabaría el pleno entonando el himno de la legión por ex legionarios allí presentes. Esta confrontación se debió a la polémica retirada de la calle que llevaba el nombre del gestor intelectual de la dictadura, para los populares una aberración que incluso llegaron a acusar de ser más terrorista a Podemos por ser un partido que se acerca a ETA. Sin duda para varios analistas no deja de ser un tic franquista en un Ayuntamiento por parte de unos miembros del Partido Popular.

El ejemplo personal lo encontramos en Toledo, donde el concejal Ignacio José Jiménez Gómez acudió a finales de septiembre a un acto en el Alcázar de Toledo para conmemorar la heroicidad de los golpistas del año 1936. Un gesto que demuestra, eso sí en esta ocasión individual, la mentalidad dictatorial de un miembro del Partido Popular que defiende a unos golpistas tiranos y genocidas que se alzaron contra un Gobierno democrático.

El concejal en el Ayuntamiento de Toledo participó en el homenaje a los que ellos consideran héroes de la defensa del Alcázar. Evento que se celebró en el lugar de sepultura de Moscardó y Milans del Bosch.

El último escándalo se ha producido en Pelayos de la Presa, Madrid, donde el Ayuntamientogobernado por el Partido Popular promociona un bar franquista. Todo se produce a través de la página web y se pueden observar la cantidad de imágenes del dictador Francisco Franco.

Sin duda alguna muchos expertos están empezando a ver en este tipo de actitudes una provocación popular donde las víctimas de la dictadura y sus descendientes no deberían soportar.

Pueden seguir todos nuestros artículos en la siguiente página de Facebook https://www.facebook.com/Laplumadeunoasis/

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!