Las investigaciones por el denominado caso Gürtel comenzaron hace 9 años, en noviembre del 2007. En febrero del 2009, la Fiscalía Anticorrupción, presentó la denuncia en la Audiencia Nacional.

Se trataba de averiguaciones sobre una posible de red de corrupción que involucraba al Partido Popular. Los ejes en donde esta práctica ejercia eran en Madrid, Galicia y Valencia, principalmente. El método para beneficiarse consistía, aparentemente, en sobornos y dádivas, tanto a autoridades como a funcionarios públicos.

Francisco Correa Sánchez, un poderoso empresario, ejercía de cabecilla de los negociados para obtener beneficios para sus empresas.

Aunque Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre prescindieron de sus servicios en el año 2004, las empresas de Correa estaban ligadas al Partido Popular como organizadoras de muchos de sus actos.

Según los datos ofrecidos por un empleado de confianza de Correa, muchos de los nombres de quienes recibían dinero eran integrantes del PP. En sus papeles Correa solía figurar como “don Vito” en alusión al mafioso Vito Corleone de El Padrino.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!