Lo ha desvelado el diario El Mundo, gracias a este manual los ediles del PP habrían aprendido a desviar donaciones con el fin de financiar irregularmente campañas electorales.

Documentos como el filtrado facilitarían la difusión de tales directrices de manera más eficiente, es decir, nos hallaríamos ante un caso de financiación irregular ampliamente difundido a nivel estatal y no ante "casos aislados" como han sostenido los representantes del Partido Popular en reiteradas ocasiones. El mecanismo explicado era sencillo, consistía en desviar las donaciones a cuentas ordinarias para utilizarlas como gastos electorales "en B" que no figurasen en la cuenta oficial de la campaña.

Los manuales que promovían la difusión de estas prácticas habrían sido manejados tanto en las sedes regionales como en Madrid.

Las explicaciones al respecto han sido, hasta el momento, poco menos que peregrinas. La portavoz adjunta del Grupo Popular en el Congreso, Dolors Montserrat, ha manifestado que el Tribunal de Cuentas "siempre ha certificado" las cuentas del PP, poniendo en duda la veracidad de un documento que "ni siquiera lleva el sello" del partido. El vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, se ha limitado a aseverar por su parte que "él estaba en COU" cuando teóricamente se habrían producido los hechos.

El Partido Popular ha tratado de cerrar la polémica de forma también escueta asegurando que "no les consta".

Las reacciones de rechazo procedentes de miembros de otros grupos políticos no se han hecho esperar, en Twitter se han manifestado desde Íñigo Errejón a Miguel Ángel Revilla. Más sorprendentes son quizás las declaraciones de Inés Arrimadas aduciendo a que "hay que limpiar el sistema" y que "no era cuestión de manzanas podridas, sino de todo un cesto", teniendo en cuenta el apoyo de Ciudadanos a un posible gobierno del Partido Popular.

Mientras los acusados de la 'Gürtel' desfilan por los juzgados, cada vez son más las pruebas que apuntan a que la corrupción en el seno del Partido Popular se convirtió en un fenómeno institucionalizado lejos de suponer una práctica aislada. Un Partido Popular asediado por un pasado repleto de prácticas irregulares que sin embargo podría tomar las riendas del gobierno en los próximos días.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más