Hasta ahora, sólo esa tímida iniciativa, o modesta, que lleva a cabo la jueza argentina Servini es la que trata de hacer justicia a los miles y miles de represaliados, asesinados, exiliados y torturados presos franquistas. Pero las trabas enormes del Gobierno español, junto con campañas en su contra, no le ayuda apenas a más que escuchar las declaraciones de familiares de represaliados o de ellos mismos, que todavía viven.

El Parlament de Cataluña, en una nueva muestra de valentía y de pensar diferente a otros, ha votado una proposición de Ley, preparada por Junts Pel Sí, Catalunya Sí Que Es Pot y la CUP, que es anular los juicios franquistas, que significaron 78.331 procesados y 3.358 ejecutados por toda clase de castigos.

Familiares de los represaliados estaban presentes en la sede parlamentaria catalana de Barcelona. Entre ellos, un nieto de Lluís Companys,ex Presidente de Cataluña fusilado en 1940, y las hermanas del anarquista Salvador Puig Antich, ejecutado en 1974.

La esencia del franquismo está en Barcelona de plena actualidad por la polémica exposición sobre el tema en el Born, con una estatua sin cabeza del dictador Francisco Franco,que no ha sido nada bien recibida por parte de la población, y que ha recibido impactos de huevos, pintura, le pusieron una muñeca hinchable y que también acabó volcada por el suelo.

Aunque algunos dicen que el Parlament actual no tiene competencias para este tipo de Leyes, que sí tenía plenamente el Parlament en la década de 1930, sí parece que seguirá adelante, ya que otras Leyes que anuló el TC, fueron antes enmendadas en su totalidad por los parlamentarios de la oposición.

En cambio, esta Ley no ha tenido ninguna enmienda. Se dice que sólo la Fiscalía del Estado y una asociación privada, la Fundación Francisco Franco, obsesionada con todo aquel que no ponga a su dictador en cualquier sitio que no sea en un altar, sí podrían poner problemas.

El PSC presentó una moción alternativa, pues sostiene que, aparte las competencias estatales, tendría que incluir a los catalanes represaliados juzgados fuera de Cataluña y que pida anular los juicios en todo el país.

Además, aún existe la Ley de Memoria Histórica, perseguida por el PP y todavía no anulada del todo.

En el PP catalán, curiosamente han reconocido que lo que se pide es justo y condenan el franquismo, pero dicen que esto es “reabrir trincheras”. Los demás le han dicho que nada de eso. Luego, todos los parlamentarios de cada partido ovacionaron a los familiares de represaliados de las gradas.

Pero todo el mundo sabe que Naciones Unidas ha exigido desde hace muchos años que estos juicios sean anulados, ya que no caben en ningún Estado de Derecho democrático actual, como se hicieron con los de las dictaduras de la Alemania nazi, la Francia de Vichy o la Italia fascista. Incluso en Argentina o Chile se ha querido ayudar a mitigar los irreparables daños a gente perseguida por ambas dictaduras.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!