Luego de un despertar de la América de Eduardo Galeano impulsado desde hace más 15 años en los tiempos de Chávez, Kirchner y Lula, los EEUU sufren una derrota liderada por este trío de presidentes al tratar de imponer el ALCA en Mar de Plata el 2005, sin dudas una deshonra para su estatus de potencia mundial. Conformándose el CELAC, UNASUR, PETROCARIBE, Banco del Sur en el marco de la integración latinoamericana.

  • Retroceso luego de 15 años de triunfos

Transitados estos 15 años de luchas, cumbres y acuerdos, Latinoamérica retrocede: tenemos al Chile de Bachelet coqueteando con Obama, la Argentina de Macri obviando el histórico reclamo de las Islas Malvinas y cediendo su soberanía al aceptar bases militares USA en su territorio, a Brasil con Temer impuesto en un golpe de estado frente a la potencia sudamericana y ahora Colombia con Uribe, virtual ganador del plebiscito el pasado 3/10/16, todos peones del capitalismo global para dominar Sudamérica.

Anuncios

Todos estos movimientos geopolíticos parecieran unirse hoy día para poner en el tapete la hegemonía del Coloso del Norte.

  • Bases militares USA y los recursos

No olvidemos el Plan Colombia creado bajo acuerdo bilateral EEUU-Colombia durante las administraciones del presidente estadounidense Bill Clinton y el colombiano Andrés Pastrana y luego la instalación de 7 bases militares USA el 2009 por decisión del ex-presidente Uribe, ejerciendo los EEUU un control total de los recursos de este país. Importante citar en Honduras el depuesto presidente Zelaya el 2009 y la posterior instalación de la mayor base militar USA de toda Latinoamérica, así como la instalación en Argentina de una base militar USA cercana al Acuífero Guaraní uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo.

El posicionamiento militar es global. Los EEUU se quedan sin recursos y no aceptan que otros países tengan la hegemonía sobre los que tienen en sus territorios.

  • Desintegración regional y tenaza política contra Venezuela

En este escenario regional se vislumbran claramente los objetivos geopolíticos del capitalismo mundial, la desintegración regional de los países del CELAC, UNASUR, PETROCARIBE, ALBA, el reciente cerco de Argentina, Brasil y Paraguay contra Venezuela para impedir que ejerza la Presidencia Pro-tempore de MERCOSUR, aplicándose una tenaza política al utilizar la OEA con Luis Almagro quien invocó la Carta Democrática.

Anuncios

Esta última estrategia derrotada por Venezuela en el seno de la OEA.

  • Desabastecimiento e hiperinflación inducida

Venezuela actualmente es víctima de una feroz guerra económica y financiera con apoyo interno de aliados opositores al gobierno, generando desabastecimiento alimentario y un impacto hiperinflacionario por el ataque a la moneda venezolana, aprovechando la oposición lo mediático para difamar al gobierno como mecanismo de desgaste electoral y así perfilar el Referéndum Revocatorio en contra del Presidente de Venezuela Nicolás Maduro, convocado de una manera fraudulenta.

  • Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria

Bien conocida es la presencia de inmensos recursos energéticos y minerales en Venezuela, país que en un cerrar y abrir de ojos, sin poseer una sola bomba nuclear, según Obama, se transformó en una “amenaza inusual y extraordinaria para los Estados Unidos”, parte de una estrategia dirigida a crear la justificación de una posible intervención militar y posterior control de los recursos existentes en la geografía de este País. Definitivamente Venezuela es el botín de este tablero.

Anuncios