Al parecer todo habría comenzado con una cacería y su posterior cena en Jaén, entre Baltasar Garzón y el por entonces Ministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo. Aunque todos los participantes de aquella velada aseguraron que se trató de un encuentro fortuito, las imágenes de aquella jornada tuvieron un alto coste.

Mariano Fernández Bermejo no disponía de permiso para cazar, por lo que a su regreso a Madrid y hacerse público el incidente, dimitió de su puesto. Para el PP aquello fue sinónimo de compadreo y lo situó como incalificable. Además de denunciar una presunta animadversión.

Baltasar Garzón fue denunciado por ordenar grabar las conversaciones entre abogados y defendidos.

En febrero de 2010, el Tribunal Supremo admitió la querella. En el 2012 fue inhabilitado por el mismo tribunal durante 11 años por el delito de prevaricación durante la instrucción del caso Gürtel.

En la actualidad, Baltasar Garzón, trabaja en Latinoamérica como consejero y asesor de varias entidades y organismos, algunos oficiales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!